Connect
To Top

Entre el oportunismo y la solidaridad

Las limpias aguas del Mediterráneo, andan éstos días previos al inicio del estío, revueltas y teñidas con brumas de sangre, proveniente de los barcos-patera que circundan sus aguas y costas. 

Resulta sorprendente como la Unión Europea, cual Pilatos, se lava las manos, ante el caso de proporcionar ayuda humanitaria, a unos seres que han salido con lo justo, huyendo de los horrores de la guerra y la violencia de la sociedad en la que vivían. Hacinados en un barco, llegan al Puerto de Valencia, y son atendidos de forma solidaria.

No les importa la raza, el sexo, su situación personal: se les atiende porque son seres humanos, hijos de Dios, hombres y mujeres, que les han sido quitados sus derechos más elementales: patria, alimento, educación, sanidad, trabajo digno, vivienda, desarrollo y la PAZ.

Mientras, los negativistas, esos que no mueven el culo, sino se llevan una comisión, critican la acción social de un Gobierno, el de España, que conjuntamente y muy bien coordinado, confía toda la operación a las autoridades valencianas, que se ponen en marcha, para trabajar en favor de los más necesitados, esos que nadie quiere, porque en sus países no se les admite.

Hemos de terminar con la hipocresía y el fariseismo, a la vez que debemos exigir que las mafias de trata de seres humanos, dejen de hacer esclavos, porque ésta lacra, ya fue abolida. También debemos ayudar a que en sus países, puedan vivir y ser autosuficientes, no provocando la despoblación sistematica, sino aportando nuestros mejores consejos, para el buen desarrollo de los países de los que provienen.

El continente africano es muy hermoso, no solo para hacer cacerías, que merman la población animal, poniéndola en serios peligros de desaparición. Africa es muy hermosa: posee lugares naturales, que debemos cuidar y proteger; tierras, pueblos y culturas, que debemos sentir y promover; una variedad climática, que la hace única. No utilicemos a los africanos como esclavos: demósles trabajo, cultura, alimentos, sanidad, educación.

Ayudemos, desde la honradez, a conservar sus riquezas naturales: oro, diamantes, piedras preciosas, petróleo, porque solo si permanece en sus países, servirá como garantía para que puedan evolucionar y tener una vida digna, acorde con el siglo en el que nos encontramos.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Ático Mediterráneo

  • Por una pensión digna y justa

    Han trabajado muchos años, dando el callo, rompiéndose la espalda, gastando la vista más de lo debido, limpiando lo que otros...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol4 marzo, 2018
  • Se habla de Pensiones

      En éstos días, mucho se está hablando de las pensiones, porque realmente es un tema preocupante. A la vista de...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol23 enero, 2018
  • En el silencio nos encontramos

    Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar sobre ella horas enteras”. George Bernard Shaw. Comments comments

    Manuel J. Ibáñez Ferriol13 noviembre, 2017
  • ¿Podemos alcanzar la felicidad?

    Dijo Mathama GHANDI: “La felicidad aparece cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en harmonía”. Comments...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol23 mayo, 2017
  • Escuchad poderosos: siempre habrá libertad

    A mis amigos, los de verdad -ellos ya saben quienes son-, para que siempre vivan como seres libres y sin ataduras....

    Manuel J. Ibáñez Ferriol19 mayo, 2017