Entrevista a la cooperativa Mahaguthi tras cumplirse un año del terremoto

DSC02766

Entrevistas ONDA3/comerciojusto.org/Redacción.- Con motivo del aniversario del seísmo hemos realizado una entrevista a uno de los grupos de Comercio Justo con los que trabaja IDEAS, Mahaguthi Craft With a Conscience, compuesto en su mayoría por mujeres artesanas de pequeñas comunidades rurales.

Mahaguthi es una cooperativa sin ánimo de lucro que pretende promover iniciativas empresariales que mejoren las condiciones de vida de sus trabajadoras y trabajadores, y las de las comunidades en la que viven. Constituida en 1948 ha sido una de las primeras organizaciones del país especializada en defender los Derechos Humanos, pagando salarios justos a los/as productores/as, ofreciendo asistencia técnica, y garantizando la provisión de materias primas. Elabora una amplia gama de productos que incluye tanto telas como mobiliario para el hogar, ropa y artículos de regalo, muñecas o papelería. Vender sus productos a través de canales de Comercio Justo ha sido un elemento clave para su supervivencia y desarrollo, especialmente en este último año, en el que ha conseguido establecerse como una red de 150 grupos de productores/as y 1.200 pequeños artesanos/as.

Sunil Chitrakar, director de Mahaguthi nos responde a nuestras preguntas:

Mahaguthi había tenido un buen año y esperábamos un buen resultado por la comercialización de nuestros productos artesanales a través de canales de comercialización local y de Comercio Justo. El terremoto lo paró todo. Justo antes, habíamos instalado todos nuestros equipos para el tintado de telas en la localidad nepalí de Satungal y también estábamos preparando la transferencia de los equipos para la fabricación de textil.

¿Cómo afectó el terremoto del pasado año a la cooperativa y a sus trabajadoras y trabajadores?

El terremoto ha afectado a muchos nepalíes de maneras diferentes. Se perdieron casas, pertenencias, personas queridas y esperanzas. Fue un gran trauma para todo el país. En nuestro caso, más de 50 artesanas y artesanos, trabajadores y trabajadoras se vieron afectadas. Sus casas fueron totalmente destruidas o sufrieron daños muy importantes. Perdieron su comida y su subsistencia. Algunos sufrieron heridas y uno de nuestros trabajadores perdió a un familiar.

Mahaghuti sufrió algunas pérdidas en los productos almacenados en nuestras tiendas. Afortunadamente, no hubo daños más importantes. El temblor secundario provocó aún más daños de los que tuvimos en un primer momento. La producción paró durante semanas, los pedidos fueron aplazados, nuestros edificios permanecieron cerrados por daños en la estructura, y lo más grave, la fuente de agua de la localidad de Satungal se secó. Todo ello tuvo un impacto considerable en los equipos para el tintado de las telas de nuestra organización. Aún hoy no hemos sido capaces de poner en marcha las equipos de tinte al agua, por la imposibilidad de acceder a este recurso básico para nosotras y nosotros.

¿Cómo ha ayudado Mahaghuthi a las comunidades afectadas tras el terremoto?

Justo después del terremoto, Mahaguthi, junto con otras organizaciones de Comercio Justo empezamos un trabajo de asistencia en las zonas más afectadas del barrio Sindhupachoky Sankhu. Suministramos comida y tejados a varios grupos de productores que habían perdido sus casas y que se habían quedado a la intemperie. Más tarde, gracias a las donaciones realizadas por organizaciones como IDEAS, les facilitamos 30.000,00 rupias (alrededor de 400,00 euros) a cada trabajador/a y artesana/o que había perdido su casa y 15.000,00 rupias (alrededor de 200,00 euros) a las/os que habían sufrido algunos daños. Este año hemos conseguido facilitar microcréditos sin intereses para los grupos productores damnificados, con el fin de continuar con la reconstrucción. En este momento hemos empezado a asistir a mujeres afectadas por el terremoto para apoyarlas en la búsqueda de oportunidades de trabajo y mejorar sus condiciones de vida.

¿Cómo contribuye el Comercio Justo para Mahaguthi en la mejora de las vidas de sus productores, especialmente a la las pequeñas artesanas? 

El Comercio Justo es un modelo de desarrollo sostenible. A través de los años ha demostrado su impacto, contribuyendo a un cambio positivo en la vida de la gente y sus comunidades. Los 30 años de trabajo de Mahaguthi con pequeños productores y artesanas también lo han demostrado.

Mahaguthi provee de trabajo a mujeres en condiciones dignas. Ello ha cambiado su estatus, tanto en lo económico como en lo social. Los ingresos procedentes del Comercio Justo han contribuido a mejorar su renta familiar y les ha ayudado a facilitar una buena educación y asistencia médica a sus hijos e hijas. Además, su papel familiar como mujeres ha cambiado en relación al papel que tenían anteriormente, empoderándolas y facilitándoles mayor autonomía. Sus vidas han cambiado radicalmente ahora que han ganado el respeto de la sociedad.

¿Qué supone para estas comunidades poder vender sus productos a través del mercado de comercio justo?

Mahaguthi ha facilitado el acceso al mercado local e internacional a los pequeños artesanos y artesanas nepalís. Trabajamos en toda la cadena de producción para hacer un producto de calidad. Todavía muchas artesanas no pueden vender sus productos debido a, por ejemplo, la falta de capacitación profesional. Mahaguthi trabaja para darles formación y facilitarles los recursos necesarios con los que poner en marcha sus talleres. Para ello se trabaja en el incremento de la calidad y diseño de los productos y en relación a la sostenibilidad económica y ambiental de la actividad artesanal.

¿Porqué deben comprar vuestros productos los consumidores y consumidoras españoles/as?

España es uno de los países que más nos apoyan y donde más se venden nuestros productos. Tuvimos programas de cooperación internacional e intercambio con organizaciones españolas y recibimos voluntariado durante muchos años (por ejemplo, organizaciones como SETEM e IDEAS). El periodista español Óscar Calzado y su equipo nos visitó tras el terremoto, pudiendo comprobar el impacto y el bloqueo económico y comercial que nos provocó durante meses; posteriormente difundieron nuestra situación a través de medios españoles para concienciar a la ciudadanía, algo que le agradecemos enormemente.

En España tenemos muchas amigas y muchos amigos. España sale ahora de una crisis económica y creo que la gente está buscando un estilo de vida más sostenible. Con el Comercio Justo se ofrece condiciones de vida sostenible y dignas, tanto para los consumidores como para los productores, por lo que para nosotros es la mejor opción. Agradecemos a la ciudadanía española, y especialmente a las organizaciones que nos han apoyado y ayudado en diferentes ocasiones como IDEAS y SETEM, a tener esperanzas de una vida mejor después del terremoto. Sinceramente Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *