Estreno en Casinos del Musical “Queen”

img072
Si, leyeron bien, Casinos, ese pequeño pueblo de casi tres mil habitantes, y que tiene un espíritu muy rico, que es famoso por sus peladillas y turrones, por sus pastas, sus aceites y sus vinos, estas Navidades nos sorprende con un nuevo espectáculo, el Musical de Queen, se estrena en el Auditorio de la Unión Musical Casinense.

Y esta vez ha pasado aquello que nos decía Alejando Sanz: “Ya lo ves que nos hay dos sin tres; Que la vida va y viene y que no se detiene…” empezaron con “Mamma Mía” de Abba, continuaron con “Hoy no me puedo levantar” de Mecano, y estas navidades nos sorprenderán de nuevo con Freddie Mercury y el hilo del musical Queen. Más de siete mil personas han gozado de éstas obras del pop.

No es un atrevimiento, tampoco es un playback, es la música en directo, las voces en directo y los coros y los bailes en directo. Más de setenta personas actuando en un escenario, que los días 21 y 22 de diciembre albergarán sentimiento, pasión, gusto y delicadeza, para poner vida a una obra inmortal de un gran genio del mundo de la música.

No es fácil hacer una crónica antes de un evento, tampoco es aconsejable lanzar las campanas al vuelo ante un espectáculo de esta magnitud, y tampoco es necesario enorgullecerse de un hecho que está por llegar. Más aquí hablo con el poder que me otorga haber vivido, haber escuchado y haber sentido las actuaciones anteriores. Un grupo de jóvenes, unas voces privilegiadas, educadas, sencillas; unos músicos sublimes, pacientes, abnegados, y trabajadores; un coro disciplinado, concentrado y bien sonante, junto a las coreografías artísticas y selectas, sin perder de vista maquillajes, peluquerías, vestuarios, teloneros… y ese sin fin de voces silenciosas, manos ocultas, pensamientos centrados y dirección palpitante, han hecho posible vivir un invierno musical cargado de esplendor.

Esa es la palabra mágica, ese es el denominador común de todo este trabajo, trabajo que si no estuviera tutelado por otra palabra mágica no sería posible. La palabra mágica a la que hago alusión es la Unión. Unión Musical Casinense. Unión es lo que se necesita para llevar a cabo esta empresa, unión es lo que se necesita para presentar un trabajo de esta magnitud; unión es lo necesario para que en una obra como esta todos sean protagonistas, desde el que canta mucho, hasta el que canta poco; desde el primero que baila, hasta el último que se despide, y desde el que abre el telón hasta el que cierra la puerta, porque sin las luces, sin la música, sin el escenario, sin los micros, sin todo y todos, no tendríamos nada.
Fuerte apuesta la de Queen –We Will Rock You-, mejor apuesta las voces y la música y fuerte dedicación la de éste valiente grupo teatral-musical, que no solo no se ha dado por vencido, sino que con paso firme abre la puerta del año 2014 con entusiasmo, energía positiva y mucha vida.

Las dos primeras funciones ya están llenas, “no queda papel”, el 28 y 29 de diciembre se repite y así mientras quede público con ganas de disfrutar de la buena música. Es una buena ocasión para ir a Casinos, para gozar de un trabajo, que en tiempos difíciles, es capaz de levantar el espíritu y aunar el noble sentimiento de hacer pueblo a través del arte, a través de la música.

Todo esto es posible gracias a todos y gracias a todo el grupo, pero Salvador Marqués, Dory, el director del grupo y José Luis Bori, el presidente de la Unión Musical Casinense, son el motor que hace girar cada momento éste gran y explosivo engranaje.

¡Ven a Casinos, somos dulces y además somos artistas… ven y compruébalo!

ES+ACTUAL|José S. Murgui-Casinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *