Expertos en Cooperación alertan de que la crisis “ha acentuado las condiciones de vulnerabilidad de la infancia inmigrante”

Carlos Chana, responsable de la infancia en dificultad, búsquedas y servicio internacional de Cruz Roja Española, ha participado hoy en los cursos de verano de Santander de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” en el marco de una mesa redonda del curso de Derecho sobre las migraciones y los derechos del niño.

Chana ha resaltado que la crisis económica ha repercutido “enormemente en la vida de la infancia inmigrante, acentuando sus condiciones de vulnerabilidad”. En España -ha señalado el responsable de Cruz Roja Española- 2.200.000 niños, sean nacidos en suelo nacional o no, se encuentran “en situación de pobreza relativa” y la mayoría de los niños procedentes de otro país “se encuentran en este segmento poblacional”.

“Puede decirse que, en general, España posee un buen marco de garantías, dado que ha ratificado todos los acuerdos internacionales acerca de la defensa de los derechos de la infancia en proceso migratorio, además de haber desarrollado diversas leyes nacionales y autonómicas. La política de extranjería es, sin embargo, mucho más restrictiva y el problema es hacerla compatible con los derechos del niño inmigrante”, ha matizado.

Chana ha lamentado que, bajo el marco de la Ley de Extranjería, la posibilidad de renovar el permiso de residencia por parte de una persona inmigrante está supeditada “a la disposición de un empleo”. “Muchos de los niños inmigrantes dependen de un adulto que, sin puesto de trabajo, los arrastrará en su salida del país”, ha expuesto.

Pese a los problemas derivados de la situación de crisis en España, este experto ha afirmado que las condiciones de vulnerabilidad de los niños inmigrantes “son mucho peores en sus naciones de origen”.

Chana ha resaltado que las “zonas de penumbra” del respeto a los derechos del niño inmigrante en España aparecen “con la aplicación práctica de los derechos, como sucede con el acceso en igualdad de condiciones respecto de los niños españoles a todos los servicios”. El responsable de la Cruz Roja ha puesto el acento en el fenómeno de los menores inmigrantes no acompañados, bajo jurisdicción de actúan tres administraciones distintas, “en el que aparecen consecuencias no deseadas que impiden la puesta en práctica de los derechos de los niños en proceso migratorio”.

“Hace falta mucha inversión social, cooperación y distribución equitativa de la riqueza. Los problemas derivados de la crisis y de la situación de los países pobres tienen que ver con una distribución injusta de la riqueza mundial; unos pocos han vivido y viven muy bien a costa de otros”, ha finalizado.

Ha compartido mesa redonda con el experto de Cruz Roja Española Almudena Escorial, Coordinadora de Relaciones Institucionales de la ONG Save the Children, que ha hecho énfasis en que en España es necesario el establecimiento de una ley integral de medidas contra la violencia infantil “en el que se definan todas las formas de violencia”.

“En el contexto de crisis actual es cuando más atentos hemos de estar para defender los derechos de los niños en proceso migratorio frente a situaciones de violencia familiares, escolares, administrativas o sociales; la violencia no es solo el maltrato físico. Hay muchas situaciones que afectan a los derechos del niño que violentan su desarrollo personal”, ha explicado.

En opinión de Escorial, los niños son más vulnerables a la violencia en los procesos migratorios porque, “aunque sorprenda, muchos emigran sin compañía de adultos” y no todos lo hacen forzados por mafias envueltos en delitos de trata de blancas.

La responsable de Save the Children ha expuesto la labor de dicha organización en su afán de comprobar quela Convención Internacional de los Derechos del Niño se aplique en todos los país, incluida España. “Lo primero es investigar; más tarde, con los informes elaborados por nuestros expertos trabajamos con los actores que toman decisiones y las ejecutan en cada país: la administración y la judicatura”, ha incidido.

“Es necesario seguir ayudando a los países en vías de desarrollo porque los recortes que aquí pueden significar estrechez económica, cuando hablamos de reducciones en las ayudas a la cooperación, el resultado puede ser mortal para muchas personas”, ha apostillado.

Además de los expertos Chana y Escorial, ha participado también hoy en el curso de Derecho la Dra. Rosario Espinosa, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado de la Universitat de València, con la conferencia ‘El control de legalidad en las adopciones internacionales’.

ESMASACTUAL|UCV-Press|Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *