Expogrupo renuncia a la construcción en el polémico solar, que tendrá un uso dotacional público de zona verde.

IMAGEN_1_028530“Hoy es un día verdaderamente feliz porque culminamos la solución a un problema enquistado desde hace 25 años, y lo hacemos gracias a la capacidad para negociar y buscar acuerdos”, ha afirmado la Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, momentos antes de estampar su firma en el llamado “Convenio de Jesuitas”.Un documento en el que se plasma el acuerdo entre el Ayuntamiento y la empresa Expogrupo, que renuncia a la construcción de un hotel en el denominado ‘Solar de Jesuitas’ a pesar de contar con 20 sentencias favorables para poder ejercer su derecho.

Por parte de Expogrupo ha firmado el convenio su asesor legal Santiago Twose, aunque también ha estado presente en este acto el propietario de esta empresa, Jordi Mestre. Otros testigos de la histórica firma han sido el Concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, y el Presidente del Colegio de Arquitectos de Valencia, Luis Sendra.

Además de mostrar su agradecimiento a los responsables de Expogrupo por “su disposición a la negociación y la voluntad de acuerdo”, la Alcaldesa Rita Barberá ha dicho sentirse “legítimamente orgullosa de los sucesivos equipos humanos que han estado al frente de la defensa de los intereses municipales” para solucionar un conflicto que -ha recordado- se generó antes de su llegada a la Alcaldía de Valencia. “Con este convenio se resuelve un problema que crearon los socialistas, que no supieron resolver los socialistas y cuya ineficacia política y de gestión dejó un asunto –como ya he dicho- totalmente enquistado. Es un tema muy antiguo que como Alcaldesa me ha acompañado desde siempre, porque ya entré en la Alcaldía con el lío creado”.

Expogrupo no construirá en el ‘Solar de Jesuitas’, destinado a convertirse en un futuro en ámbito de la ampliación del Jardín Botánico por parte de la Universitat de València, pero a cambio si podrá acometer un hotel singular y de cinco estrellas “de la máxima calidad” –tal y como ha confirmado Jordi Mestre- en los terrenos de la avenida de Aragón que obtiene a cambio y en los que habrá que proceder previamente al derribo del edificio municipal que allí se levanta. Este derribo supondrá un desembolso por parte del Ayuntamiento de 400.000 euros, mientras que Expogrupo abonará la cantidad de 500.000 euros, que es lo que le hubiese costado la urbanización del ‘Solar de Jesuitas’.

Rita Barberá ha dicho que con la firma de este convenio “se cierran 25 años de reivindicaciones, 25 años de enfrentamientos y de largos y complejos procesos judiciales”. En su opinión, la firma del convenio “es una de esas cuestiones cuya solución parecía lejana y que ha puesto a prueba el tesón, la voluntad y la capacidad de negociación de este Equipo de Gobierno”.

Se ha referido a la complejidad técnica y administrativa de un asunto que ponía en colisión los intereses de la propiedad del suelo de Jesuitas y los intereses de los valencianos, y ha recordado que el alcance de la solución final, precedida de varias fases, “ha costado dinero a los valencianos” como consecuencia de los errores del gobierno municipal socialista.

Este convenio supone que el Ayuntamiento obtiene la cesión gratuita, libre de cargas y en pleno dominio del ‘Solar de Jesuitas’ “para su apertura al disfrute ciudadano”. Rita Barberá ha recordado que fue aprobado por el Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Valencia celebrado el pasado mes de junio y contó con los votos favorables de los Concejales del Partido Popular y del PSPV-PSOE, y la abstención –cuyas razones ha dicho no entender- de los representantes de Compromís y Esquerra Unida.

El hotel que Expogrupo podrá construir en la avenida de Aragón una vez se lleve a cabo el derribo del edificio municipal y se concluya, en un plazo no superior a dos años, la modificación del Planeamiento, tendrá un máximo de 20 alturas. En el convenio también se contempla el caso improbable de que al finalizar este proceso de modificación del planeamiento el Ayuntamiento se quedará con la propiedad del suelo y la empresa perdiera sus derechos de edificación reconocidos por 20 sentencias judiciales, y al mismo tiempo Expogrupo no pudiese llevar a cabo su proyecto en los terrenos situados junto al Estadio de Mestalla y objeto de la permuta. En ese hipotético caso, que la Alcaldesa ha descartado, el Ayuntamiento habría de pagar 16.995.000 euros, que es la cantidad en que la Universidad Politécnica valoró el ‘Solar de Jesuitas’.

Sin embargo, la Primera Autoridad de Valencia ha insistido en que “este convenio satisface el objetivo del Ayuntamiento y de la empresa propietaria del solar, ya que establece los pasos administrativos y las fórmulas jurídicas que permitirán al Ayuntamiento conseguir su objetivo y a Expogrupo ver garantizados sus derechos edificatorios”.

Este histórico acuerdo permite, desde el punto de vista técnico, la sustitución de la actual calificación de la parcela ubicada en la confluencia de la Gran Vía Fernando el Católico y el Paseo de la Petxina, que es de “zona de edificación abierta”, tal como le atribuye el planeamiento vigente, por la de “uso dotacional público de zona verde”. Se consigue así eliminar los 16.445 metros cuadrados de edificabilidad privada que el Plan General del año 88 reconoce a esta parcela, y se traslada ese reconocimiento, mediante el mecanismo de gestión conocido como “transferencia de aprovechamiento urbanístico”, a la parcela ubicada en la avenida de Aragón número 35, “que se considera apta para albergarlo desde el punto de vista urbanístico, cultural y paisajístico”.

Como ya se ha contado, tras la firma del convenio se abre un proceso de modificación del planeamiento que conlleva también sustituir la actual calificación de la parcela dotacional de propiedad municipal de 2.392’38 metros cuadrados de superficie en la avenida de Aragón, que pasará a tener un uso terciario que contempla la construcción de un hotel con esa edificabilidad neta máxima ya apuntada en el párrafo anterior.

En la parte final de su intervención, Rita Barberá ha hablado de la ampliación del Botánico y del inicio de conversaciones con el Rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, para llevarla a cabo mediante la elaboración del Plan Especial de Protección del Entorno del Jardín Botánico, dependiente de esa universidad valenciana. “El objetivo de este Plan es la conservación y la protección del entorno del histórico jardín, que condicionará el uso futuro de este suelo recuperado para la ciudad como zona verde”.

Rita Barberá ha reafirmado la inquebrantable apuesta del Equipo de Gobierno Municipal “por hacer de Valencia una ciudad cada día más verde y sostenible” y convertir el Jardín botánico en otro referente medioambiental de la ciudad como lo son el Jardín de las Hespérides, el Parque de Cabecera, el jardín del Turia, el Parque de La Rambleta, el Parque del Marxalenes o el Jardín de Polifilo.

De forma breve han tomado la palabra el propietario de Expogrupo, Jordi Mestre, que ha recordado que su empresa lleva en Valencia más de 30 años “y nos sentimos muy valencianos”. Ha señalado que acudieron a los juzgados “porque creíamos que nuestros derechos no eran “reconocidos”, pero que hoy celebran que se haya alcanzado un acuerdo que satisface a ambas partes. Mestre ha agradecido a la Alcaldesa “su voluntad política para que este tema se desencallase y tirase hacia delante”.

También ha intervenido Santiago Towse, quien ha señalado que “después de 25 años nuestra prioridad era llegar hasta donde ahora estamos, conseguir un fin que parecía inalcanzable hasta que Rita Barberá nos invitó a negociar y comenzamos la búsqueda de una solución pactada que ofrece distintas alternativas”. El letrado Towse ha recordado que entre las zonas que les fueron ofrecidas para hacer la permuta por unos terrenos “con una localización difícilmente igualable”, escogieron la de mayor proximidad al centro de la ciudad.

 

ONDA3.COM|Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *