Fernández Díaz afirma que DAESH “es un cáncer que se ha extendido por Oriente Próximo y que es necesario extirpar”

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, señala que el extremismo violento y el terrorismo no pueden ni deben vincularse con ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupos étnicos concretos | España ha destinado casi 24 millones de euros a la situación de refugiados sirios en países limítrofes, a la protección de las poblaciones desplazadas y a los sectores alimentario y sanitario | Fernández Díaz anuncia en Paris el ofrecimiento del Gobierno de España a albergar en 2016 la próxima Conferencia Internacional sobre víctimas de ataques por motivos étnicos y religiosos en Oriente Próximo

 

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha participado hoy, en París, en la Conferencia Internacional sobre las Víctimas de Violencia Étnica y Religiosa en Oriente Próximo, que ha inaugurado el presidente de la República francesa, François Hollande.

foto 1

El objetivo de este foro internacional es aprobar un plan de acción a favor de las poblaciones perseguidas en Irak y Siria por su pertenencia étnica o religiosa. Además, este plan contiene una serie de acciones divididas en tres bloques para ayudar a las poblaciones y favorecer su regreso; preservar la diversidad y pluraridad en Oriente Próximo, y la rendición de cuentas ante la Justicia.

Durante su intervención, Jorge Fernández Díaz ha señalado que la persecución sistemática de las minorías religiosas y étnicas a manos del DAESH en Oriente Próximo “es una situación dramática”, al igual que la destrucción de símbolos culturales, religiosos y arte antiguo que forman parte del patrimonio común de la humanidad.

En este sentido, Fernández Díaz ha afirmado que el extremismo y el terrorismo del DAESH “es un cáncer que se ha extendido por Oriente Próximo y que es necesario extirpar”. El extremismo violento y el terrorismo “no pueden ni deben vincularse con ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupos étnicos concretos”. Los terroristas -ha dicho el ministro del Interior- “son individuos, no una nación, ni un Estado, ni representan a religión alguna. No es una lucha entre el Islam y Occidente sino entre la civilización y la barbarie”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado que es una prioridad que las minorías que se han visto obligadas a abandonar su lugares de origen puedan regresar a ellos. Para ello, -ha explicado el ministro- “deben poder disfrutar en sus propios países de la plenitud de derechos que otorga la ciudadanía, con igualdad, independientemente del grupo étnico o religioso al que pertenezcan”.

Jorge Fernández Díaz ha manifestado que en esta tarea “no podemos olvidar a las víctimas de DAESH y del resto de grupos terroristas”. La comunidad internacional -ha afirmado- “tiene el deber moral de poner rostro y dar voz al testimonio de  las víctimas”. Y ha recordado que en este asunto España puede aportar “su larga y fructífera experiencia” en el apoyo a las víctimas del terrorismo y a sus asociaciones.

 

España participa en numerosas iniciativas humanitarias

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado que España ha destinado casi 24 millones de euros a la situación de los refugiados sirios en países limítrofes, a la protección de las poblaciones desplazadas y a los sectores alimentario y sanitario, y, a nivel nacional, en el marco del Proceso de Córdoba, ha señalado, “hemos favorecido la interlocución entre las distintas minorías sirias mediante una serie de reuniones celebradas en España”.

Además, Fernández Díaz ha destacado la participación de España en el diálogo intercultural e interreligioso en el seno de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas y en el Centro Internacional de Diálogo Rey Abdullah, de Viena (KAICIID).

En este contexto, el ministro del Interior ha recordado que el pasado mes de julio se celebró en Barcelona una Reunión de Alto Nivel sobre Diálogo Intercultural e Interreligioso en el área euro-mediterránea, a la que acudieron numerosos líderes religiosos de la región y donde se identificaron determinadas áreas para la realización de proyectos concretos como la promoción de una red de pacificadores religiosos que actúen a nivel local y nacional, proyectos de educación interreligiosa y diversidad, programas con jóvenes y medios de comunicación social y el fomento de la participación de la mujer en la prevención y resolución de conflictos.

Finalmente, Jorge Fernández Díaz ha manifestado el total apoyo de España a la adopción en esta Conferencia de un Plan de Acción a favor de las poblaciones perseguidas en Irak y Siria, y ha anunciado el ofrecimiento del Gobierno de España para albergar en 2016 la próxima Conferencia Internacional sobre víctimas de ataques por motivos étnicos y religiosos en Oriente Próximo con la finalidad de dar seguimiento y asegurar una atención continua esta situación dramática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *