Fernando Lugo llamó a una protesta pacífica

Minutos antes señaló en la calle ante unos 500 manifestantes que los congresistas “han destituido la democracia” de Paraguay y llamó a una “protesta pacífica”.

Lugo afirmó en los estudios de TV Pública que “hubo un golpe de Estado parlamentario en el que los argumentos para un juicio político no tienen ningún valor y fueron rebatidos ampliamente por los defensores”.

El destituido presidente se presentó de improviso en una manifestación callejera ante el canal de TV Pública local y tras un breve discurso ingresó a los estudios para una rueda de prensa. Sin embargo reconoció que “va a ser muy difícil” que retorne al poder en este periodo, “aunque en política todo es posible porque depende de la voluntad”.

Para finalizar llamó nuevamente a la pacificación y expresó su deseo “de que la democracia en Paraguay se fortalezca”.

Minutos antes, en la acera de la céntrica calle Alberdi, Lugo declaró que quienes lo destituyeron el viernes “han destituido la democracia” y que aceptó el “veredicto injusto” por la paz.

“Aquí no han destituido a Lugo, han destituido la democracia. No han respetado la voluntad popular”, declaró el ex mandatario antes de convocar a una “protesta pacífica”.

Agregó que aceptó “el veredicto injusto de aquel Parlamento por la paz y por la no violencia. Teníamos información que querían repetir el marzo paraguayo (de 1999 cuando cayó el presidente Raúl Cubas y murió asesinado el vicepresidente Luis María Argaña, ndlr). Nunca más violencia, este pueblo es un pueblo pacífico y así como pacíficamente hemos vencido en 2008, pacíficamente el proceso democrático continuará con más fuerza”.

El actual presidente Federico Franco declaró horas antes en una entrevista que pensaba contactarse con Lugo, para ver qué papel podría tener el ex mandatario en la reparación de la imagen internacional del país.

Hasta el momento los países latinoamericanos no han reconocido el nuevo gobierno paraguayo, situación que se agravó en la noche del sábado con el anuncio argentino de retirar a su embajador en Asunción, y el llamado a consultas de sus embajadores por parte de Brasil y Uruguay.

Pero Lugo dio por tierra con los planes de Franco al afirmar en la acera de la calle Alberdi que “la comunidad internacional lee con objetividad y serenidad el proceso paraguayo, ya saben ustedes que los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay están retirando sus embajadores”.

Lugo que dejó la presidencia el viernes tras ser destituido por el Congreso en un juicio político sumarísimo de 24 horas, se presentó inesperadamente ante unos 500 manifestantes que protestaban desde hace unas seis horas ante el canal TV Pública.

El canal colocó una cámara y un “micrófono abierto” en la acera para que todo aquel que quisiera expresara su opinión sobre la situación política del país, en una calma y templada noche de la fiesta de San Juan en la capital paraguaya.

ESMASACTUAL/Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *