Fin de semana muy dulce en la localidad valenciana de Casinos

12313614_1185411914807057_3963593879397687174_n

Reportajes ONDA3.COM | José Salvador Murgui Soriano (Casinos).- Desde el viernes 27 de noviembre Casinos se convierte durante tres días en el epicentro del dulce artesano, peladilla y turrón. Ese día Casinos se ha vestido de gala, Casinos abre sus puertas en ese inmenso escaparate que es la Feria del Dulce Artesano, porque a calidad nadie puede ganar a Casinos.

Esta Villa pequeña de casi tres mil habitantes se ha convertido a nivel nacional en un referente del “saber hacer” y saber elaborar los mejores dulces artesanos en el concepto más amplio de los mejores turrones y las exquisitas peladillas.

Peladillas, “nectar del cielo” blancas, nacaradas, pero sabrosas con esas capasa de dulce bien elaborado, con ese sabor a la tierra valenciana que le da la almendra “marcona” la más rica variedad de la almendra y sobre todo el cariño de las manos laboriosas que saben hacer de ellas el punto preciso para su elaboración artesana.

Peladillas de chocolate, roñosas, garrapiñadas… todo ese rico mercado de sabores tan fantásticos y delicados para el paladar, y a esto le sumas las más de cien variedades de turrón, te encuentras con ese mágico escaparate digno de la más sinfonia musical adornada con los buenos sabores de la tierra que se combinan con el azucar, la harina, la miel, los huevos ecológicos o los colores primarios.

12274650_1185420504806198_2482094506195994647_n

Casinos ofrece calidad, variedad, y sensibilidad, porque ésta es una Feria diferente, es la feria de los cinco sentidos, todos los sentidos naturales recobran vida ante nuestro dulces, la vista: que hermosura de colores, vista, para gozar de los colores de los turrones y de la Feria, Oído, para escuchar de la buena música y los bailes que adornan la Feria. Olfato,tan necesario para oler el azucar quemado, la canela… lo que nos da la madre tierra lo más natural. Tacto, si señor: lo puedes tocar, dsifrutar, porqué el turrón va en barras… puedes elegir el trozo que quieres, es del productor al consumidor y finalmente el GUSTO: que gusto tan bueno probar los turrones de CASINOS, EN CASINOS.

Llega noviembre y desde el año dos mil, esa fecha marca un antes y un después en el calendario de las citas gastronómico – turísticas de la Comunidad Valenciana.

Casinos desde mil ochocientos ochenta y cinco más o menos es el protagonista de un evento único en la provincia de Valencia, que lo ha hecho acreditarse como un referente en la gastronomía del dulce de nuestra Comunidad.

Te preguntaban de pequeño (y de mayor) “D’onn eres? -De CASINOS” y el calificativo que adornaba tu definición era inmediatamente por parte del interlocutor: “¡Del poble del vi i de les peladilles!”

Al decir que esa pregunta nos la hacían de pequeños, venía a significar que Casinos ya tenía un nombre propio y unos apellidos señoriales, porque ser de un pueblo que era el del vino y las peladillas, en aquellos años ya era hecho muy importante en los años sesenta y setenta.

12274660_1185424408139141_9146461709117554581_n

Recuerdo que vivíamos en un Casinos sin asfaltar, con unas luces de bombillas, con agua de la fuente, y con una fuerte población de carros, caballerías y tractores. Pero orgullosos decíamos que “soc de Casinos”, y aunque fuéramos conscientes de que vivíamos en un pueblo pequeño pero de espíritu grande, nosotros mismos éramos los mejores embajadores de nuestro pueblo.

¿Vas a Casinos esta semana? Te preguntaba en Valencia algún profesor o compañero, o incluso la mujer que limpiaba en el colegio, y contestabas afirmativamente, “-toma cinco duros y tráeme peladillas.” Era el comercio “al por menor” lo que estábamos fomentando cualquier vecino de Casinos que con aquella Chelvana a rayas verdes y blancas hacíamos la travesía de Casinos a Valencia.

Y el espectáculo multicolor se producía cuando la Chelvana llegaba a Casinos y subían las vendedoras con sus cestas de mimbre cual las más exquisitas azafatas en vuelos de “gran clase” a vender las nacaradas peladillas a los distinguidos pasajeros que cruzaban nuestro pueblo en dirección a Ademuz, o de regreso a Valencia.

Así comenzó esta historia, una apasionante historia de amor entre un pueblo y su dulzura, y sobre todo entre un pueblo y el mundo. Casinos necesitaba crecer, necesitaba abrirse a todos, y llegó nuestra gloriosa FERIA DEL DULCE ARTESANO, ventana mágica donde se dan a conocer nuestros productos, faro luminoso que ilumina los caminos de aquellos que buscan el vino generoso y el aceite virgen de calidad, y antorcha resplandeciente de los que saben apreciar la calidad de nuestros añejos, exquisitos y novedosos turrones.

12316260_1185420914806157_3746461623976634495_n

Y si podemos presumir de algo, es que un santo, San Juan Pablo II era amante de los turrones de Casinos, ¡Cuantas veces puse en sus manos aquellos turrones de yema! ¡Cuánto le gustaban las “cascas” de Casinos”! y ¡Cuantas veces celebró la Eucaristía con nuestro vino de Casinos!

Un santo que sabía de ese pueblo para los italianos impronunciable, llamado Casinos, y una curia que conocía nuestros dulces, los Papas Benedicto XVI y Francisco, también han probado nuestras peladillas y turrones; Papas, Monarcas, Presidentes de Gobiernos, Ministros, Embajadores… Ciudades de Europa, de América, de África, han sido ese mercado generoso que ha ayudado a que nuestros dulces salieran de la carretera de Casinos para ser conocidos en el mundo.

No es la FERIA DEL DULCE ARTESANO, es mucho más, es LA GRAN FERIA INTERNACIONAL DE LOS DULCES DE CASINOS, porque nuestros turrones, nuestras peladillas, nuestros vinos y nuestros aceites son necesarios e imprescindibles para aquellos que los prueban no dejar de consumirlos.

La calidad se distingue, el sabor se supera, el buen paladar exige que los productos con esa excelencia refinada que se hacen en Casinos, sean los requisitos necesarios en una buena mesa.

Casinos es hospitalario, gentil y con hidalguía, pues brinda lo mejor de su cosecha a todos aquellos visitantes que nos acompañen el último fin de semana de noviembre que celebramos la XV FERIA DEL DULCE ARTESANO: “Ven a Casinos, donde puedes disfrutar con estos cinco sentidos” Es la ruta más dulce.

12308256_1185417858139796_7218103441281641503_n

Me siento orgulloso como impulsor de esta Feria, de éste gran proyecto que comenzó en el año 2000 y que sigue en pie y en marcha gracias a la tenacidad y buen hacer de los Maestros Artesanos de Casinos.

Y acabo con una reflexión, que nadie capitanee este barco, que nadie se ponga galones en esta historia de amor, esta relación amorosa no es una casualidad, más bien es una causalidad. Durante estos años de Feria, he visto desfilar por Casinos, muchas autoridades, muchoas amigos de Casinos, que nos han dado su apoyo, su anímo, su colaboación importante, todos han estado a nuestro lado. Los tiempos cambian, las personas pasamos… ¿y que queda en esta preciosa historia? Pues quedan tres cosas gloriosas, las peladillas, los turrones y LA FERIA DE CASINOS.

12316098_1185413641473551_925946638467418443_n

Me saltan las lagrimas al pensar en esta conclusión, si Manuel Jarrín, no hubiera tenido hace más de cien años ésta feliz idea, hoy Casinos no tendria su Feria, por tanto lo más importante es lo que queda y lo que quedará gracias a la voluntad,ingenio y capacidad de continuar elaboranod nuestras GLORIOSAS PELADILLAS DE CASINOS, y toda esa variedad de TURRONES, cascas, y un sin fin de delicias que solo en Casinos puedes encontrar elaboradas de forma artesanal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *