FRANCISCO LLEDÓ PREGONÓ LA SEMANA SANTA MARINERA DE 2012

La Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, fue, un año más, escenario del Pregón de la Semana Santa Marinera de Valencia, que corrió a cargo del Concejal de Fiestas y Cultura Popular e hijo del Marítimo, Francisco Lledó Aucejo.

A las 19:15 horas hizo entrada en el templo el Cristo del Salvador y del Amparo, imagen que presidió el acto, que estuvo acompañada en su recorrido desde la Iglesia de Cristo Redentor-San Rafael, por un numeroso grupo de fieles y la Banda de CCTT “Virgen de los Dolores”.

El Arzobispo de Valencia, Don Carlos Osoro, presidió el acto, al que tambièn asistieron numerosas autoridades civiles y militares, entre las que se encontraba la Consellera de Cultura, Turismo y Deporte, Lola Johnson. Durante los prolegómenos del acto, el pregonero estuvo acompañado por el Prior de la SSM de Valencia, Rvdo. Don Juan Pedro Escudero, y la Presidenta de la Junta Mayor, Begoña Sorolla.

La Presidenta de la Junta Mayior presentó al pregonero, del que dijo, entre otras cosas, que “nuestro pregonero ama y vive nuestra Fiesta, porque es uno de nosotros. Nacido en esta parte de Valencia que hace olor a mar y que hace de la Semana Santa su Fiesta, en mayúsculas”.

Francisco Lledó inició su intervención afirmando que, “para un hijo del Distrito Marítimo, para un valenciano nacido y criado en el barrio del Canyamelar, es un extraordinario honor haber recibido el noble encargo de ejercer como pregonero de un acontecimiento religioso y popular, la Semana Santa Marinera, a la que he estado vinculado toda mi vida, qjue conozco, aprecio y siento cercana desde antes de tener uso de razón, a la que me unen recuerdos y emociones que se adentran en lo más profundo de mi memoria”.

Evocó el pregonero su infancia, al decir que, “de niño, tras la emoción que me provocaba ver desfilar a los Granaderos de la Virgen, siempre intentaba que mis padres me inscribiesen en la cofradía para ser uno más entre ellos. Conseguía que me escuchasen y se interesasen, pero lamentablemente la economía familiar de aquellos tiempos no permitía hacer realidad y cumplir ese deseo, pues había que dedicar ese dinero a otros menesteres para sacar a flote una pequeña empresa azotada por la riada en su primer año de creación”

Lledó se adentró en los pormenores de nuestra Semana Santa, al señalar que, “muchos son los aspectos que distinguen la Semana Santa Marinera de los Poblados Marítimos de Valencia de cualquier otra Semana Santa española. Porque todo se vive distinto al lado del mar, porque la brisa marina impregna el ambiente, porque aquí hasta la sobriedad es luminosa y vuelve diferentes, de día o de noche, todos y cada uno de los momentos de una celebración que entronca en el alma de esta tierra”.

Tras hablar de las distintas Imágenes que acompañan a las hermandades, cofradías y corporaciones, Lledó significó especialmente la figura de los Cristos que procesionan en nuestra Semana Santa, “calaron en mí, con enorme fuerza, los Cristos procesionando estrechados al pecho de los cofrades. Ver convertidos a los hombres de mi barrio en las mejores andas del mundo, con sus brazos recios que agarraban fuertemente la Cruz. Esa sólida imagen de Hombre y Cruz que carga con la Cruz a imagen y semejanza de Jesús…de los ocho Cfristos que protagonizan la Semana Santa Marinera, el de los Afligidos, el del Perdón, el del Salvador, el del Buen Acierto, el de la Concordia, el de la Buena Muerte, el de la Palma, el del Salvador y del Amparo, es este último el que hoy nos acompaña y preside este pregón donde con humildad, cariño y respeto, he querido trendir mi más sincero tributo a una celebración, hecha a la medida de esta tierra, a la que me siento unido toda mi vida”.

Finalmente, Francisco Lledó recordó que el Marítimo y Valencia van a vivir la Semana Santa Marinera, “en la calle, en olor a multitud, como nos gusta vivir todas nuestras tradiciones, nuestros afanes y nuestras creencias. Junto a esa playa y ese mar al que la figura de Cristo se acerca aupada por los hombres, con la implicación de un pueblo”.

Una cerrada ovación rubricó la brillante intervención de Francisco Lledó Aucejo, por un pregón sincero, íntimo´, que desveló los sentimientos del pregonero.

A continuación, el Coro “Veus Grans” interpretó diez piezas que recrearon la vida de Jesús, desde la Anunciación hasta la Resurrección. La actuación del Coro fue seguida con mucha atención y la ovación final demostró que había gustado mucho.

El acto lo cerró el Arzobispo de Valencia, Don Carlos Osoro, que recordó a los presentes la responsabilidad con la que los cristianos debemos vivir los días que se acercan y en los que evocaremos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

 

VLCRADIO | Semana Santa Marinera | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *