Connect
To Top

Hábitos saludables para practicar en verano

Desayunos completos y variados, mantener el organismo hidratado optando por alimentos ricos en agua y en Vitamina D, practicar ejercicio a diario, dormir generosamente… son algunos de los consejos que los especialistas recomiendan para mantener los hábitos saludables en verano, sin olvidar la diversión.

En verano aumentan nuestros momentos de ocio, pasamos horas en la carretera, comemos fuera de casa más de lo habitual, en definitiva, la rutina diaria experimenta cambios, lo que tiende a contribuir en un descuido de los buenos hábitos para mantener una vida saludable.

Sin embargo, los expertos de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, aseguran que disfrutar al máximo del verano es totalmente compatible con el cuidado de nuestra salud y, como recomendación, han elaborado un decálogo en el que presentan las claves para mantener nuestros hábitos saludables durante el periodo estival.

Realizar un desayuno completo y variado para afrontar el día con energía. En vacaciones solemos tener más tiempo: deberíamos intentar dedicarle al desayuno, como mínimo, quince minutos.

Mantener el organismo hidratado. No hay que esperar a tener sed, ya que es el primer síntoma de deshidratación.

Comer alimentos ricos en agua, como las frutas y verduras. Los productos de temporada aportan a la dieta diaria vitaminas, fibra, minerales y componentes antioxidantes.

Optar por alimentos ricos en Vitamina D: preparan la piel para la exposición solar, siempre sin descuidar la utilización de una crema fotoprotectora.

Asegurarnos de llevar a cabo una buena digestión antes de bañarnos evitando meternos en el agua de forma brusca, para evitar cortes de digestión por el cambio de temperatura.

Tomar comidas ligeras antes de ponernos al volante. Las ingestas copiosas disminuyen la capacidad de atención y aumentan la somnolencia.

En los viajes largos en coche, es recomendable parar cada dos horas para estirar y mover las articulaciones. Es un buen momento para tomar un tentempié y reponer líquidos.

Si vamos a viajar a países lejanos con diferencia horaria, es conveniente programar las comidas para hacerlas aproximadamente siempre a la misma hora. Y para evitar llegar a las comidas con ansiedad, lo mejor es una pieza de fruta como tentempié.

Practicar ejercicio a diario, aprovechando el buen tiempo para realizar actividades al aire libre. Eso sí, evitando las horas fuertes de sol, como el mediodía o la primera hora de la tarde.

Dormir como mínimo entre siete y ocho horas. Descansar de forma óptima permite que las hormonas que regulan el apetito estén equilibradas y se controle el aumento de peso corporal.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Más Actual