Honduras también quema fallas

Como si las fallas hubieran cruzado el Atlántico. Trinidad Santa Bárbara es una localidad hondureña de 1.000 habitantes situada a unos 230 kilómetros de la capital, Tegucigalpa.A priori poco o nada tiene que ver con Valencia. No obstante, cada año se celebra allí el «Día de las Chimeneas», una fiesta consistente en quemar grandes figuras que representan temas de crítica social y política.

Sergio Olivares es de Trinidad Santa Bárbara, explica en qué consiste la fiesta, también conocida como «Paseo Real de las Chimeneas Gigantes». «Las figuras se colocan en una gran avenida durante varios días para que la gente se acerque a verlas. Después, por la noche, se queman». En cambio, no sabe concretar de dónde procede esa similitud entre Valencia y su pueblo. «El Día de las Chimeneas es una fiesta tradicional de todo el país en la que la gente solía quemar la madera que le sobraba. Pero sólo en Trinidad Santa Bárbara se sigue celebrando, y se hace de esta manera desde hace, al menos, diez años». Sergio añade que la estética actual de la fiesta se debe en gran parte a un grupo de teatro denominado «La Siembra», en el que hay un miembro de origen español.

Lo que sí es cierto, y el hondureño reconoce, es que en su pueblo saben que el «Día de las Chimeneas» es muy similar a la celebración tradicional valenciana: «Sabemos que la capital de las Fallas es Valencia, y que lo que nosotros hacemos es, de alguna forma, copiarlas». De hecho, hace tres años que Sergio vive en Valencia y, desde entonces, hace fotografías a los monumentos falleros y se las manda a sus amigos para que cojan ideas.

Otro aspecto fallero que se puede encontrar en las calles de Trinidad es la crítica social y política de sus figuras. En este sentido, es sencillo adivinar que el golpe de estado que el país sufrió en 2009 fue el gran protagonista de la edición de aquel año. De acuerdo con el hondureño, la fiesta también posee sus «mascletades» y castillos de fuegos artificiales propios. «Nosotros también tenemos, aunque son mucho más pequeños», relata Sergio.

El «Paseo Real de las Chimeneas Gigantes» ha otorgado a Trinidad Santa Bárbara gran notoriedad dentro de Honduras. «Cuando comienza la fiesta vienen al pueblo miles y miles de turistas y periodistas, lo que hace que cada vez sea más famosa», confiesa orgulloso Sergio. No es la única actividad famosa de su localidad, ya que, según él, Trinidad Santa Bárbara es conocida en todo el país como «la capital de la cultura».

 

VLCRADIO | Christian Zárate (El Salvador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *