Hospitales Nisa reduce su factura energética en un 15%

quirofano xa web

Noticias ONDA3 | Canal Salud.- Renovación de equipos de climatización por otros más eficientes; mejora de los sistemas de gestión y control del gasto energético que incluye monitorización del consumo en tiempo real; sustitución de luminarias convencionales por LED. El resultado conjunto de estas medidas ha supuesto una reducción considerable del gasto energético en los hospitales que Nisa tiene repartidos por la Comunidad Valenciana, Madrid y Sevilla.Así, la factura energética ha caído de los 22.695 kwh/cama a los 19.245. Esta última cifra, supone un ahorro del 27% si se compara con la media nacional de gasto energético en los hospitales españoles que era -según los últimos datos hechos públicos por el Instituto para la Diversificación y Ahorro en la Energía (IDAE), que depende del Ministerio de Fomento- de 26.460 kwh/cama. Las medidas de ahorro energético implantadas por Hospitales Nisa han sido posibles tras un proceso de auditoría energética desarrollado por la empresa valenciana Airentis.

Monitorización: control del consumo en tiempo real. El consumo de energía supone un coste anual elevado para cualquier empresa en su cuenta de resultados. La monitorización se ha convertido hoy en día en una herramienta fundamental de apoyo a la gestión y eficiencia energética de las empresas, especialmente en el sector hospitalario, en el que le consumo energético es especialmente intensivo.
Hospitales Nisa ha implantado un sistema de telegestión y monitorización de consumos energéticos, consistente en la instalación de contadores de electricidad, gas y agua en puntos clave de la instalación, así como de un software para su visualización, el cual permite gestionar y hacer un seguimiento contínuo de los consumos.

“Gracias a este sistema, se puede conocer detalladamente el comportamiento del consumo de los hospitales y así poder optimizar el proceso de negociación de los contratos de electricidad y de gas, detectar desvíos ó funcionamientos incorrectos de los equipos y corregirlos, detectar oportunidades de mejora e implementarlas, o realizar cuantificaciones de los ahorros obtenidos al realizar sustituciones o reparaciones de estos equipos”, comenta José Manuel Guillot, (Director de Infraestructuras y Mantenimiento de Hospitales Nisa).

En definitiva, el sistema de monitorización se convierte en una herramienta fundamental para alcanzar sus objetivos de excelencia en la gestión energética.

Los sistemas de ahorro implantados son resultado de una auditoría energética, que desarrolló Airentis y que pasó por la visita sobre el terreno durante seis meses de expertos encargados de evaluar el consumo y los aspectos susceptibles de mejora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *