Connect
To Top

In Memorian: Don José Cremades vive para siempre

Por Jose Salvador Murgui. Cronista de Casinos. Miembro de la RACV.

Don José solo tenía setenta años. Es una edad respetable, buena, y colmada de experiencia para seguir saboreando la vida. Es una edad estupenda. Pero siempre nos pilla descuidados, siempre nos llega la mala noticia cuando menos la piensas. Es un segundo. Inesperado.

Pero la realidad certera es esa. ¡Se nos fue! ¿Qué queda después de ese momento? Tristeza, desconsuelo, y esperanza. Son tres palabras cargadas de razón para justificar aquello que solo con la vida es capaz de terminar. Pepe Cremades, fue farmacéutico de Casinos desde 1975, y después se consagró como un excelente óptico, capaz de renovar la moda en la visión y audimetría. Óptica Cremades, siempre en la vanguardia de lo más exquisito.

Hombre con gran visión de futuro, comerciante nato, y lo que es más de elogiar trabajador incansable porqué siempre creyó en su necesario negocio, en sus capacidades y en la de sus deliciosas colaboradoras, siempre dando una imagen de novedosa actualidad. Decía San Agustín de Hipona en sus reflexiones sobre la muerte: “La muerte no es nada, sólo he pasado a la habitación de al lado. Yo soy yo, vosotros sois vosotros. Lo que somos unos para los otros seguimos siéndolo Dadme el nombre que siempre me habéis dado. Hablad de mí como siempre lo habéis hecho. No uséis un tono diferente. No toméis un aire solemne y triste…”

Y esa es la mejor reflexión que también nos diría Pepe ante el hecho inesperado y triste de su muerte. Pero aunque estas palabras nos sirvan de recuerdo y honrar su memoria, después de unos días de su ausencia, la familia ha querido rendirle ese último homenaje de fe.

Será el próximo lunes 13 de marzo cuando se celebre a las diez y nueve horas en la Iglesia Parroquial de Santa Bárbara de Casinos, el funeral en memoria y sufragio de José Cremades por ser un farmacéutico querido, un hombre entregado a su vocación y también una persona que no dudó en muchos momentos estar al servicio de la población que eligió para ejercer su labor. Y si D. José, Pepe, pudiera leer estas letras, seguro estoy que sonreiría, y diría, con un leve movimiento de cabeza, “muy bien”, “…pero recordarme vivo, recordarme como era, y si os tenéis que quedar con algo bueno mío, es que he sido vuestro amigo, eso es lo que más cuenta.”

La amistad, porque cuando uno es un “SEÑOR”, lo demás está de sobra y Don José Cremades, siempre ha demostrado lo que ha sido, desde su discreción, su sabiduría, su silencio y su buen hacer, ha demostrado su saber estar y su categoría como profesional y persona.

Descanse en paz, el lunes nos sentiremos unidos y manifestaremos nuestro reconocimiento a su persona en la eucaristía que se ofrece en su memoria en Casinos, porque el recuerdo, el afecto y el amor, son más fuertes que la muerte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Columnistas