El IVAM participa en un innovador proyecto científico para mejorar la experiencia del visitante en los museos

hqdefault

Noticias ONDA3/Redacción.- La exposición “Boltanski. Départ – Arrivée” del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) ha sido seleccionada por el grupo de neuroarquitectura LabLENI de la Universidad Politécnica de Valencia para desarrollar un proyecto piloto de investigación en España. El objetivo del estudio es desarrollar una herramienta tecnológica, un modelo matemático, que permita conocer el impacto emocional de las exposiciones en los visitantes, y así, mediante la realidad virtual, poder predecir el estado emocional de las personas al enfrentarse a ciertos estímulos visuales.

Este análisis, que se desarrollará de agosto a diciembre, toma como base la exposición de Boltanski por la fuerte carga emotiva de las siete instalaciones que conforman la muestra. Unas piezas en las que el paso del tiempo, el olvido, la ausencia o la muerte son los temas principales.

El experimento consta de dos fases. En la primera, un grupo de voluntarios seleccionados visitarán la exposición equipados con un aparato de sensores que captan las señales fisiológicas como el encefalograma, la variabilidad cardiaca o la sudoración de la piel.

En la segunda, se repetirá el experimento en un entorno de realidad virtual de última generación desarrollado por el LabLENI, que tratará de simular la misma exposición en realidad virtual. El objetivo de esta segunda etapa es poder utilizar la realidad virtual como simulación de la experiencia emocional artística para predecir, previo montaje, el impacto emocional sobre el usuario. Es decir, generará virtualmente una experiencia que permita crear mapas emocionales para medir el impacto de un entorno físico sobre las personas. De este modo, se pretende prever y mejorar la experiencia de los visitantes en un museo.

El instituto i3B está especializado en el análisis de la actividad humana y el desarrollo de tecnologías innovadoras y disruptivas que permitan mejorar la interacción hombre-máquina y conseguir que la tecnología se integre de forma natural e invisible en la actividad diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *