Jay-Z inaugura el estadio con el que Brooklyn regresa al terreno de juego

El Barclays Center, un nuevo estadio que pretende convertir el barrio neoyorquino de Brooklyn en un importante foco musical y deportivo, se inaugura hoy con un concierto del rapero Jay-Z, uno de los promotores de un proyecto con el que Brooklyn regresa al terreno de juego como hogar de los Nets.

La música del marido de la cantante Beyoncé Knowles servirá para poner de largo un estadio con capacidad para 18.000 asientos y que será el hogar del equipo de baloncesto ahora llamado los Nets de Brooklyn, que se han trasladado desde Nueva Jersey y uno de cuyos propietarios es el propio Jay-Z.

Con este recinto, se pretende revitalizar el papel de Brooklyn como punto de referencia deportivo, un estatus que el barrio no había ostentando desde 1957, cuando el equipo de béisbol de los Dodgers lo abandonó para mudarse a Los Ángeles y tres años después el estadio donde jugaban, Ebbets Field, fue demolido.

Los Nets de Brooklyn podrán decir a partir de ahora que juegan en casa en este estadio, que sirve de nexo entre zonas cotizadas de Brooklyn, como Park Slope, y otras más deprimidas.

Cuando arranque la temporada de la NBA, allí se enfrentarán a equipos como los New York Knicks, los Toronto Raptors, Los Ángeles Lakers o los Boston Celtics.

Con un diseño de líneas onduladas construidas en cristal y acero oxidado, obra de Ellerbe Becket y SHoP Architects, el Barclays Center se convierte además en centro musical, ya que servirá de escenario, no sólo a Jay-Z, que ofrecerá una serie de ocho conciertos, sino a un destacado elenco de artistas.

Así, está previsto que por el Barclays Center desfile en los próximos meses un nombre tan reconocido como Barbra Streisand, que ofrecerá su primer concierto en su Brooklyn natal, pero también Justin Bieber, Rihanna, The Who, Bob Dylan, Neil Young, Andrea Bocelli, Leonard Cohen, Lady Gaga, Juan Luis Guerra o Juanes.

El estadio es tan sólo la punta de lanza de un proyecto más ambicioso, denominado Atlantic Yards y llevado a cabo por la promotora inmobiliaria Forest City Ratner, en el que se prevé invertir 4.900 millones de dólares.

Se trata de un complejo que incluirá la construcción de dieciséis torres residenciales destinadas a viviendas de bajo coste, cuyas obras todavía no se han iniciado, así como una plaza y espacios para negocios y al que ya llegan diez líneas de metro.

La iniciativa comenzó a gestarse en 2003 y, un año después, su promotor, Bruce Ratner, compró por 300 millones de dólares a los hasta entonces llamados Nets de Nueva Jersey, para convertirlos en el equipo local del nuevo estadio, buque insignia del complejo.

La promotora había anunciado que, para llevarlo a término, se crearían 10.000 puestos de trabajo que, sin embargo, según The New York Times, esa cifra aún no se ha materializado.

Forest City Ratner asegura en su página web que, para finales de julio, había 1.104 empleados trabajando en las obras del complejo.

El diseño del estadio, que ha tenido un coste de 1.000 millones de dólares, fue encargado en un primer momento al prestigioso arquitecto Frank Gehry, ganador del premio Pritzker, a quien, finalmente, se apartó del proyecto porque su propuesta superaba el presupuesto asignado para el estadio, el cual, sin embargo, ha acabado convirtiéndose en el más caro de Estados Unidos.

La construcción del Barclays Center, que a partir de ahora competirá con el emblemático estadio Madison Square Garden de Manhattan, sede de los Nicks, estuvo a punto de paralizarse en 2009 debido a las dificultades financieras, hasta que el millonario ruso Mikhail Prokhorov adquirió una participación en los Nets del 80 % y un 45 % del estadio.

ESMASACTUAL|Jessie Ramirez.(Nueva York-USA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *