Julio Iglesias podría llegar a reunir en Ávila a 8.700 personas

       Este jueves salieron a la venta 8.700 entradas, desde 35 hasta 295 euros, para ver a Julio Iglesias en el concierto que ofrecerá el 20 de agosto, a las 21.30 horas, en el Estadio Adolfo Suárez de Ávila. El concierto se enmarca en la gira veraniega del artista por España y está patrocinado por Castilla y León Televisión.

Aunque el aforo del estadio de la capital abulense es de 14.000 personas, se ha determinado que sólo saldrán a la venta 8.700, en función del espacio disponible –incluido el escenario- y del plan de organización y seguridad.

Así, el grueso de las entradas, dependiendo de la visibilidad y todas para asientos, oscila entre los 35 y los 140 euros, aunque también salen a la venta los denominados ‘Golden Ticket’ (clases A y B), cuyo precio asciende a 295 euros y que permite a los espectadores que las adquieran disponer de ventajas como una plaza de aparcamiento en el recinto o acceso al catering.

Igualmente, según indicó Julio Gutiérrez, de la empresa Avant Group, promotora de los conciertos de Julio Iglesias en España, se podría barajar la posibilidad de sacar a la venta “unas 2.000 entradas”, al precio de “15 ó 20 euros”, para asistir al concierto de pie, aunque esta opción no se decidirá “hasta el final”.

El concierto que ofrecerá Julio Iglesias en Ávila será el único que el artista español afincado en Miami (Estados Unidos) dará en Castilla y León en verano. En la gira, además, se han incluido conciertos en la localidad madrileña de Aranjuez (2 de agosto), el festival de Cap Roig de Gerona (5 y 6 de agosto) y en Lucena (Córdoba, 12 de agosto). También se contempla un concierto, aunque aún no se ha confirmado, un concierto en Gandía (Valencia).

Para Miguel Ángel Abad, concejal responsable de Fiestas en el Ayuntamiento de Ávila, el concierto que ofrecerá Julio Iglesias en la capital abulense, será, por lo tanto, una “oportunidad” no sólo para disfrutar de la música de este artista que tiene el récord Guinness por ser el único intérprete con Disco de Diamante, por ser el que en más idiomas ha cantado (20 en total; los más recientes, en un disco de 2006, en chino mandarín, tagalo-filipino y bahasa-indonesio).

Con más de 300 millones de copias de sus 79 discos editados en todo el mundo, entre originales, versiones en diferentes idiomas, recopilaciones y discos en directo, Julio Iglesias ofrecerá también la oportunidad a sus seguidores de acercarse a disfrutar de una ciudad como Ávila, Patrimonio de la Humanidad, con los consiguientes beneficios que puede reportar esta actuación a la economía local (restaurantes, hoteles, etc.), según recalcó el teniente de alcalde de Economía y Hacienda en el Consistorio abulense y responsable municipal en el Centro de Exposiciones y Congresos – Lienzo Norte, donde se llevó a cabo la presentación del concierto.

“Esperamos que se sienta como en casa”, añadió, además de subrayar el amplio abanico de precios para las entradas. En este sentido y teniendo en cuenta que el concierto se celebrará en el Estadio Adolfo Suárez, el promotor relató, a modo de anécdota, que, al hablar con el cantante sobre dónde iba a realizarse el espectáculo, se interesó por la posición del equipo de fútbol y, teniendo en cuenta el inminente comienzo de la temporada, se ha decidido que los socios del Real Ávila que compren la entrada gocen de un descuento en el precio del diez por ciento.

Por lo que respecta a la logística del concierto, hay 250 personas relacionadas, directa o indirectamente, con el montaje y la organización del espectáculo, que se llevará a cabo en un escenario de 1,80 metros de altura por 18 metros de largo por 12-14 metros de ancho, acompañados por la suficiente potencia de luz y sonido que completa la gama de canciones que ofrece el artista, que suele regalar a su público “alguna perla”.

El escenario, al igual que las sillas y todo el montaje, se ubica sobre una tarima innífuga que se colocará sobre el césped y, sobre esta protección, se instalarán las alfombras y las sillas correspondientes.

Todo ello se desmonta la misma noche del concierto, según indicó Julio Gutiérrez, quien destacó la “presión” de los seguidores por que el concierto se celebrara en Ávila, como así salió elegido en la votación que se hizo a través de un blog de fans y que incluía la ciudad como candidata para un concierto, junto con Kawasaki (Japón), Los Ángeles (Estados Unidos), Ensenada (México), París (Francia), Río de Janeiro (Brasil), Moscú (Rusia) y Rijswijk (Holanda).

En este sentido, uno de los promotores abulenses de la iniciativa, Fernando Toribio, afirmó que su “sueño” era acercar a Julio Iglesias al público abulense, que ya tuvo oportunidad de verle sobre el escenario de la capital amurallada en un concierto que ofreció en el año 1971.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *