La alcaldesa de Valencia preside el acto de recepción de esta enseña que ha sido “primorosamente” restaurada por la Generalitat Valenciana.

IMAGEN_1_030571
ES+ACTUAL.REDACCIÓN.- La Real Senyera que cubrió el féretro de Vicente Blasco Ibáñez en el traslado del cuerpo del escritor desde Menton a Valencia y en el homenaje multitudinario que en La Lonja se le rindió, ocupa desde hoy un lugar preferente a la entrada de su Casa Museo.

La Alcaldesa Rita Barberá, que ha calificado esta bandera valenciana como “la última propiedad” de Blasco, ha presidido hoy, junto con los Conselleres Serafín Castellano y María José Catalá, la Delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, y la Teniente de Alcalde María Irene Beneyto, el acto de entrega y recepción de esta enseña que ha sido minuciosamente restaurada por la Generalitat Valenciana, a través del IVACOR, antes de cederla al Ayuntamiento.

Esta entrega, en la que han estado presentes la nieta de Blasco Ibáñez, Gloria LLorca, y su biznieto, Emilio Muñoz, ha coincidido con el día en que se cumplen 86 años de la muerte del más universal de los escritores valencianos, tal y como han destacado tanto la Alcaldesa Rita Barberá como el Conseller de Gobernación, Serafín Castellano, quién ha manifestado en su intervención que el autor de “Cañas y Barro” y tantas novelas inmortales “fue un hombre de nuestra tierra que siempre se mostró orgulloso de ser y sentirse valenciano”.

Castellano ha señalado que la Alcaldesa “vio claro desde el minuto uno” que la Casa Museo que perpetua su memoria, “el hogar donde perviviera su esencia, su talento extraordinario y su legado” –en palabras de Rita Barberá- era el mejor lugar para que estuviera depositada esta Real Senyera que es “un símbolo histórico de gran valor artístico”. El Conseller ha añadido que el acto que ha congregado hoy a tantos admiradores y seguidores de Blasco Ibáñez “va a más allá del simbolismo y entra en el campo de los sentimientos y de las emociones”.

También ha intervenido la Consellera de Cultura, María José Catalá, para agradecer su colaboración al Ayuntamiento y resaltar la labor de restauración “llevada a cabo desde el IVACOR a través de Carmen Pérez”. Ha recordado que esta Real Senyera quedó bajo la tutela del gobierno valenciano, con el compromiso de restaurarla, después de que fuese cedida por Unión Valenciana.

Ahora, a través de un convenio por un período de tres años prorrogables, se deposita en la Casa Museo inaugurada en 1997 y de la que Rita Barberá ha recordado que fue reconstruida sobre los planos originales del chalet de Blasco Ibáñez. La Alcaldesa ha dicho que desde ese momento el Ayuntamiento de Valencia “ha ido llenando de contenido este lugar que es un homenaje de la ciudad a una de sus grandes figuras, a un escritor admirado y leído en todo el mundo y muy querido en la tierra que lo vio nacer”.

En la intervención que ha cerrado el acto la Alcaldesa Rita Barberá ha afirmado sentirse “tremendamente dichosa de poder culminar el tránsito de la Senyera a esta lugar donde todos van a poder disfrutarla como un reencuentro con nuestra memoria histórica y cultural, y como recuerdo y evocación de la grandeza de ese extraordinario valenciano universal que fue Vicente Blasco Ibáñez”.

La primera autoridad de Valencia ha agradecido la colaboración de Gloria Llorca Blasco, de la Fundación de Estudios Vicente Blasco Ibáñez y la Asociación Vicente Blasco Ibáñez para conseguir –refiriéndose a su Casa Museo- “un moderno espacio cultural que reivindica la vida y la obra de este valenciano ilustre”. También ha recordado el protagonismo de esta Real Senyera, realizada en 1928 tomando como modelo la que preside los actos del 9 d´Octubre, que el Concejal, médico y amigo de Blasco, Ricardo Muñoz, legó a su nieto el novelista Ricardo Muñoz Puelles, quién posteriormente la donó a Unión Valenciana antes de que los responsables de este partido decidieran entregarla a la Generalitat “con el compromiso de restaurarla con el máximo respeto a la original”.

Rita Barberá ha agradecido esta cesión de la Generalitat para que la bandera “pueda ser admirada y contemplada” en la Casa Museo Blasco Ibáñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *