La Basílica presenta este martes el libro sobre el proceso de restauración de la imagen original de la Virgen de los Desamparados

48895637_052926

Noticias ONDA3/Redacción.- La Basílica de la Virgen de los Desamparados acogerá mañana, martes, la presentación de un libro sobre el proceso de restauración de la imagen original de la Virgen, que preside el altar mayor, y de su Camarín, editado por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, CulturArts IVC+R, que desarrolló y concluyó los trabajos en 2014.

En el acto de mañana, que tendrá lugar a las 12.15 horas en el propio Camarín de la Virgen, hacia donde será girada su imagen, participarán técnicos del IVC+R que restauraron la imagen y el camarín durante entre octubre de 2013 y marzo de 2014, junto a la directora general de Patrimonio y Cultura, Carmen Amoraga, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Basílica de la Virgen y la Conselleria de Cultura.

Igualmente, participará el rector de la Basílica de la Virgen, Juan Bautista Antón, a quien entregarán la publicación que recoge “todo el proceso de restauración, con numerosas ilustraciones”, de 250 páginas y 10 capítulos, desde los primeros estudios previos hasta el acabado final.

Los trabajos, que se llevaron a cabo en dependencias de la propia Basílica durante cinco meses, promovidos por la Archicofradía de la Virgen y la Fundación Hortensia Herrero, fueron bendecidos en marzo de 2014 por el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro.

Dentro de los trabajos de la restauración también se incluyeron la reforma del nicho que alberga la imagen en el camarín y las pechinas de la cúpula así como la orfebrería.

Hacía más de 350 años que la talla original de la Virgen no quedaba a la vista de los fieles

Después de la restauración, la apariencia externa de la imagen, cuya talla original es del siglo XV, no cambió “pero, bajo el manto, se puede ver desde entonces sin aditamentos ni ropajes que tapaban desde hacía 350 años la parte frontal de la talla original gótica”, según fuentes de la Basílica.

Igualmente, durante los trabajos también se acometió la restauración del camarín de la Basílica, de estilo neoclásico, construido entre 1685 y 1694 y restaurado a comienzos del siglo XIX, y de sus pinturas murales del pintor valenciano Francisco Llácer (1781-1852), una intervención que “permitió recuperar la policromía original que estaba oculta por el hollín de las velas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *