La Biblioteca Valenciana edita una guía digital para padres y profesores con propuestas para animar a leer

sanmigueldelosreyesplanta

Noticias ONDA3/Redacción.- La Biblioteca Valenciana ha editado una guía digital para padres y profesores con propuestas para animar a leer al público infantil y juvenil que es el colectivo sobre el que más hay que incidir para elevar los índices de lectura en la Comunitat Valenciana.

“Leer, toda un aventura” es un documento pedagógico con recetas prácticas para aproximar a los niños a la lectura, con reflexiones que contagian el entusiasmo por descubrir las historias que narran los libros. Lo que se pretende no son lectores por obligación sino amantes de la lectura.

Por ello, la guía propone un decálogo para conquistar a los pequeños lectores. Para los niños más pequeños se sugiere que se cuenten historias y narraciones orales a cualquier hora y cuentos breves con muchas ilustraciones. Cuando empiezan a leer es importante establecer un horario fijo para la lectura (por ejemplo, un poco antes de ir a la cama), motivar su participación en la lectura preguntándoles cómo se imaginan a los personajes e interrumpir la lectura del relato en un punto interesante para que el niño la continúe y propicie la curiosidad.

A los niños que ya dominan la lectura, hay que darles la oportunidad de escoger sus propios libros, contarles argumentos de libros para seducirles a que se animen a leerlo y proponer la lectura de clásicos en versiones cortas. A partir de los 12 años, hay que introducirles en la vida de los escritores con anécdotas sobre cómo escribieron su obra, e intercambiar opiniones sobre los libros leídos.

Asimismo, la guía recomienda que, para evitar que odien la lectura, hay que evitar imponer a los niños gustos literarios propios, pedirles que hagan resúmenes de los libros, relacionar los libros con los deberes, castigarles sin televisión si no leen y criticarles lo que leen.

La mayoría de los lectores han forjado su hábito lector en el seno de la familia y, por ello, se incide mucho en fomentar la lectura en el entorno familiar: los niños leerán por imitación si ven leer en casa.

Además, se recomienda que se busquen libros que conecten con las aficiones de los hijos e incluso con los programas favoritos de televisión, que se visite la biblioteca pública del barrio y que se incluyan las librerías a la hora de salir de compras.

La guía destina capítulos a los cuentos, al teatro, a juegos relacionados con la palabras, a los clubs de lectura, a las ferias del libro y a las nuevas tecnologías. También enumera lecturas y libros apropiados según la edad de los lectores.

Derechos de los lectores

Que leer es un acto voluntario es el eje central de esta guía y, por tanto, no debe ser encorsetado con normas y deberes; es más, el texto recoge los diez derechos del lector, decálogo que se inicia con el derecho a no leer porque nadie lee continuamente y se puede pasar temporadas sin leer.

También contempla el derecho a saltarse las páginas que no se entienden o que aburran, y el de no terminar el libro porque hay mil razones para aparcar un libro y todas hay que respetarlas.

Hay derecho a releer un libro por el gusto del reencuentro o la repetición, derecho a hojear cuando no se dispone de mucho tiempo, derecho a la leer en cualquier lugar porque lo de menos es donde se lee, y el derecho a leer cualquier cosa, porque, aunque se empiece con un ‘best-seller’ se puede llegar a leer a Balzac, Lorca, Clarín o García Márquez.

La guía reivindica el derecho a leer en voz alta porque la comprensión del texto pasa por el sonido de las palabras, pero también por el derecho a callarse, porque un libro da una compañía que ninguna otra podría sustituir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *