La comunidad educativa de Mislata se manifiesta contra la Generalitat por la supresión de unidades de Infantil

concentracion-ampas-mislata-1
ES+ACTUAL.MISLATA.- Desde que la Generalitat anunciara su intención de suprimir más de un centenar de unidades educativas de Infantil para el próximo curso, dos de ellas en Mislata -Maestro Serrano y Almassil-, la comunidad educativa no ha dejado de movilizarse para exigir al PP que de marcha atrás.

Primero fueron los centros afectados y el propio Consejo Municipal Escolar quienes presentaron alegaciones ante la Conselleria de Educación, después las AMPAS de los dos centros iniciaron campañas de recogida de firmas y para hoy la Coordinadora de madres y padres había llamado a la población a salir a la calle para defender la educación pública.

Centenares de personas han participado esta tarde en una concentración que partía de cada colegio de Mislata para finalizar conjuntamente en la Plaza de la Constitución. Una vez allí, Eva Hernández, en representación de la Coordinadora de AMPAS ha leído un manifiesto que exigía a la Generalitat el mantenimiento de todas las unidades educativas, denunciando que en Mislata no sobran plazas escolares. A pesar de que en los últimos días han aparecido informaciones que indican que la Generalitat podría haber dado marcha atrás en el recorte que afectaba al Maestro Serrano, las AMPAS han defendido ahora la unidad del Almassil asegurando que en los dos casos, el recorte está injustificado.

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, ha asistido también a la concentración y ha apoyado una vez más a la comunidad educativa en sus reivindicaciones. En sintonía con el discurso de las AMPAS, Bielsa ha denunciado que “el PP nos quiere engañar diciendo que sobran plazas y en Mislata hemos demostrado que es mentira”. En el proceso de escolarización del curso anterior se cubrieron todas las plazas y los datos del censo municipal auguran para el próximo año un ligero aumento en el número de nuevas matriculaciones.

No obstante, lo que más preocupa al gobierno municipal es el caso de los niños con necesidades educativas especiales, en una ciudad en la que curiosamente el porcentaje de este colectivo escolar se sitúa en torno al 15%, muy por encima de la media. “Los niños que necesitan una educación especial reducen las ratios de alumnos por aula y suprimir una unidad de Infantil en Mislata supondría poner en serio peligro su atención”, critica Bielsa.

Como ya demostraron con informes técnicos el alcalde y la concejala de Educación, Pepi Luján, en la reunión mantenida con el director general de Centros Docentes, tanto los alumnos ya dictaminados por la Conselleria como las valoraciones que está realizando el Gabinete Psicopedagógico Municipal en las escuelas infantiles de Mislata alertan de que el próximo curso habrá un aumento de niños y niñas con necesidades educativas. Y precisamente el Maestro Serrano y l’Almassil son los dos colegios públicos de Mislata con mayor número de estos escolares, que necesitan de profesionales especializados para garantizar su desarrollo formativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *