La cueva oscense de la Fuente del Trucho tiene pinturas rupestres de 31.000 años de antigüedad

image_gallery2

ONDA3.COM|CANAL INVESTIGACION.- Algunas pinturas rupestres de la cueva de la Fuente del Trucho (Huesca) son mucho más antiguas de lo que se pensaba hasta ahora. Si en la mayoría de los textos divulgativos se les da habitualmente una ‘edad’ de 20.000-22.000 años, la datación por el método uranio-torio alarga su ‘vida’ hasta los 31.000.

Además, las pruebas han servido para ordenar cronológicamente las distintas pinturas: así, lo más antiguo serían los puntos (31.000 años), luego estarían los caballos (uno de ellos tiene 29.000 años de antigüedad), luego las manos (27.000) y finalmente los signos polilobulados (25.800).

“Todo el arte rupestre de la cueva es Gravetiense –señala Pilar Utrilla (izquierda), catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza–, tiene entre 25.800 y 31.000 años de antigüedad”.

Hace dos años, un equipo de investigadores españoles, portugueses y británicos defendía en la revista ‘Science’, tras estudiar varias cuevas cántabras, que, contrariamente a lo que se pensaba, el hombre neandertal sí tuvo arte rupestre. Y la cueva de la Fuente del Trucho se perfiló como uno de los puntos clave donde confirmar esa teoría. Sin embargo, los análisis han confirmado la teoría tradicional: las pinturas son del Paleolítico Superior.
Los estudios han sido realizados por Dirk Hoffman, del Instituto Max Planck, y Alistair Pike, de la Universidad de Bristol, y se acaban de hacer públicos en un congreso científicoSe han basado en el análisis de las coladas calcíticas que se forman sobre las pinturas a lo largo de los siglos. 

Paralelamente a los avances en la cronología, sigue el estudio de la cueva. Acaba de terminar una nueva campaña de excavaciones, financiada por el Ministerio de Cultura y la comarca del Somontano. “Hemos trabajado en cuestiones de datación, pero no del arte rupestre, sino de la cuevaseñala Utrilla–. Buscábamos datar la ocupación más antigua. En las excavaciones de 2005 encontramos un hueso que nos dio 31.000 años de antigüedad y queríamos corroborarlo. Hemos buscado un sitio en la cueva cuyo terreno no hubiera sido removido y allí hemos encontrado otro hueso, que es el que ahora se va a analizar. Lo lógico es que tenga entre 20.000 y 30.000 años. Además, hemos hallado un importante conjunto de materiales de sílex y un diente usado como colgante”.

Utrilla señala que los nuevos datos sobre la cueva de la Fuente del Trucho corroboran su importancia. “Es una de las cuevas más antiguas del Paleolítico en España, solo superada por algunos testimonos encontrado en las cuevas del Castillo y Altamira. Hay un dato importante y que pocos conocen: los bisontes de Altamira, emblema del arte rupestre en España, tienen 14.400 años de antigüedad. Los caballos encontrados en la Fuente del Trucho les doblan la edad: 29.000. La cueva oscense tiene mucho arte rupestre y muy antiguo; es una cueva ‘mayor’: tiene seis caballos pintados, más de 50 manos, un ciervo, una cabra… Muchos especialistas extranjeros han valorado su singularidad”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *