La denuncia de una víctima que escapó ayudada por un cliente permite desarticular una red de proxenetas

Agentes de la Policía Nacional, gracias a la colaboración ciudadana, han desarticulado una organización de proxenetas que explotaba sexualmente a mujeres de nacionalidad rumana. La red captaba a las jóvenes en su país y las obligaba a prostituirse en locales y en calles en las provincias de Murcia, Valencia Castellón, Alicante y Albacete. Una de las víctimas consiguió escapar con la ayuda de un cliente y denunciar los hechos en la Comisaría de Policía de Torrente. Además los agentes han liberado a otras siete jóvenes que estaban siendo explotadas. Esta operación está enmarcada dentro del Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual puesta en marcha por la Policía Nacional y que mantiene activos dos canales para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas de trata: el teléfono gratuito 900 10 50 90 y el correo electrónico trata@policia.es.

policia-nacional-2-recurso

Escapó y denunció gracias a la ayuda de un cliente

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por una mujer de nacionalidad rumana, que manifestó haber sido captada en Rumania por un compatriota suyo, mediante engaño, por medio de una falsa oferta de trabajo para la recogida de naranjas en la provincia de Valencia. Cuando llegó a España fue recogida en la estación de autobuses por un hombre, también de nacionalidad rumana que la llevó a su domicilio, donde la mantuvo encerrada durante tres días y le explicó las condiciones reales en las que iba a trabajar, que no tenían nada que ver con las prometidas inicialmente. Entonces fue trasladada a un club de alterne y obligada a ejercer la prostitución, siendo controlada en todo momento por miembros de la organización. Tras pasar unas semanas sometida a la voluntad de ese proxeneta, bajo amenazas y todo tipo de violencia física, fue vendida a otro ciudadano rumano con idénticas intenciones que el anterior, siendo trasladada por su nuevo propietario a otro club de alterne. Días después, con ayuda de un cliente consiguió escapar y llegar hasta la Comisaría de Policía de Torrente donde presentó la denuncia citada anteriormente.

Miembros de la red en otros países de la Unión Europea

Las primeras gestiones permitieron a los agentes averiguar que se trataba de un grupo perfectamente estructurado, una jerarquía y funciones definidas, cuyos miembros estaban unidos por vínculos afectivos, ya que la mayoría procedía de la misma región de Rumanía. Tras las investigaciones realizadas, la Policía logró identificar a todos los miembros de la organización establecidos actualmente en España. Los policías comprobaron la gran movilidad de la red y averiguaron que algunos de sus miembros se habían establecido en otros países de la Unión Europea, tras abandonar España, con el fin de obtener mejores mayores beneficios económicos de la explotación sexual de sus víctimas.

Del mismo modo los agentes lograron determinar que las chicas eran captadas en su país de origen, utilizando diversos métodos. En unos casos, mediante falsas ofertas de empleo, otras veces utilizaban el conocido procedimiento del “Lover Boy” – consistente en entablar una falsa relación sentimental por parte del captador/explotador con la víctima, para generar una relación más estrecha, que facilite su traslado a España -. Y por último, la organización contaba también con mujeres captadoras, que se aprovechaban de chicas que ya ejercían con ellas la prostitución en clubes de alterne de diferentes provincias levantinas.

Durante el operativo se ha liberado a siete mujeres de nacionalidad rumana, que estaban siendo explotadas por la organización, y se ha detenido a cinco personas, compatriotas suyas, e imputadas a otras diez, por delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva, amenazas y pertenencia a organización criminal. Entre los arrestados se encuentra el máximo responsable de la red También se han librado cinco Ordenes Europeas de Detención y Entrega.

La operación ha sido llevada a cado por el Grupo VII de la Brigada Contra la Trata de Seres Humanos de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, las UCRIF de Valencia y Alicante, el Grupo Operativo de Extranjeros de Lérida y la Brigada Local de Extranjería de Torrente, con la colaboración de la Agregaduría de Interior de la Embajada de España en Rumania y la Unidad Nacional de Europol.

“Con la trata, no hay trato. Denúncialo”

En mayo de 2015, la Policía Nacional puso en marcha la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Con el claim “Con la trata, no hay trato. Denúncialo”, la Dirección General de la Policía refuerza la segunda fase del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual que arrancó el pasado mes de febrero. Siguiendo los objetivos de esta segunda etapa, la Policía Nacional está promoviendo la inclusión de vídeos y carteles en prensa escrita, radio y televisión que favorezcan la concienciación e implicación social de todos los ciudadanos, y especialmente de los clientes potenciales de estos servicios, contra los delitos cometidos por las redes que trafican con personas para su prostitución.

Dentro de esta campaña, personajes del mundo de la comunicación, la música y el deporte se han sumado a ella para decir NO a la esclavitud del siglo XXI junto a la Policía Nacional.

Cifras contra la trata

En el marco de este del Plan contra la Trata se han desarrollado ya 574 operaciones que se han saldado con 1.808 detenidos y cerca de 19.000 víctimas potenciales detectadas. Además, se han mantenido 4.552 contactos con ONGs e instituciones, que han acogido a 952 víctimas; se han producido 1.341 actuaciones conjuntas con la Inspección de Trabajo en el ámbito de la explotación sexual y se han incautado más de 35 millones de euros fruto de las investigaciones patrimoniales llevadas a cabo.

Gracias a las dos vías que se han puesto en marcha para ayuda a víctimas y colaboración ciudadana, – el email trata@policia.es y la línea telefónica 900105090-, se ha podido liberar a 62 víctimas de trata y detener a 71 personas. Desde la puesta en marcha de la campaña de comunicación ¡Con la trata, no hay trato”, el teléfono de denuncia y ayuda habilitado ha incrementado en un 1000% el número de llamadas recibidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *