La Feria de Navidad tendrá cuatro montañas rusas y mantendrá los precios

Montaje feria de Navidad. Foto de Juan J. Monzó
La Feria que cada año visita Valencia por Navidad se está empezando a montar ya en la explanada ferroviaria del Grao, justo enfrente del puerto de Valencia. En principio, el objetivo es abrir las puertas este mismo sábado y estar a pleno rendimiento para el puente de la Inmaculada.

Los feriantes llegan con ganas de hacer historia y presentan novedades interesantes para los visitantes que deseen poner a prueba la adrenalina. Destaca, sin lugar a dudas, el anuncio de que la instalación contará este año con cuatro montañas rusas. «Hasta las pasadas Navidades montábamos dos, pero para esta edición habrá cuatro y todas ellas serán diferentes», indica José Esteban, presidente de los feriantes de Valencia.

Rafa Monterrubio, de la directiva de estos empresarios de la diversión, explica que hay una montaña rusa, que se llama ‘Los rápidos’, y hay efectos de agua y cascadas. Es novedoso en Valencia». La segunda montaña rusa se conoce como ‘El ratón vacilón’ y los coches de la atracción van rodando.

La tercera de las montañas rusas es el ‘Ala delta’. «En este caso, los coches no se deslizan por un rail, van colgados de esa vía. Se podrán sentir sensaciones nuevas», indica Rafa Monterrubio. La cuarta montaña rusa tiene el formato tradicional, más conocido en Valencia.

Pero estas no serán las únicas aportaciones novedosas de este año, habrá nuevas atracciones de riesgo, en las que los aparatos ponen a los visitantes del revés, como la conocida como ‘Flic-flac’.

«En nuevas tecnologías también se ofrecerán aparatos alucinantes, que están a la última, como un simulador de vuelo que es 6 D (dimensiones)», añade Rafa Monterrubio.

Para aquellos que no les guste someterse a sensaciones límites, siempre quedarán aparatos como la rana, que son más para todos los públicos. «Pero además, para estas Navidades llega una versión actualizada con un megacanguro, que es más grande y moderno».

Una noria de altura

La noria también será protagonista porque, por primera vez, «las cabinas rodarán entre sí», añade Monterrubio.

Estas cabinas son nuevas y grandes, «caben doce personas en cada una de ellas y todas irán con aire acondicionado para no pasar frío. El año pasado este sistema estaba en prueba y ahora funcionará a pleno rendimiento». Otro dato relevante es que la noria estará cinco o seis metros más alta que en ocasiones anteriores. Alcanzará entre 65 y 70 metros.

En todo el recorrido de un kilómetro habrá unas setenta atracciones y unas cien casetas de tómbolas y áreas de juego y diversión.

«Para los niños hay destinadas entre 20 y 25 atracciones», comenta Esteban. Un ejemplo es la bautizada como ‘La academia’, donde «los niños se encuentran obstáculos, toboganes y payasos o una nueva con aviones y helicópteros».

En esta campaña navideña tendrán contención de precios, tal como explica el presidente de los feriantes. «Las atracciones costarán entre 2,50 y 3 euros. Y en los días centrales de Navidad habrá algunos que 3,50 euros, pero no podemos subir los precios respecto a otros años por la crisis», añade José Esteban.

Cabe destacar que la feria estará instalada junto a la estacioneta del Grao hasta pasada la fiesta de San Vicente. Precisamente la estación ha sido rehabilitada por Adif este mismo mes. Se han reparado los desperfectos de la fachada, con la aplicación de una capa impermeabilizante para evitar humedades; se han arreglado las cornisas; se han instalado nuevas bajantes de evacuación de aguas y se ha pintado el edificio.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *