La Gran Fiesta Valenciana: las Fallas de San José

SanJose-Puente

Por Manuel J. Ibáñez Ferriol. Director de Contenidos Informativos. Grupo Jota+Jota. 

Para los valencianos, la fiesta más grande, son sin dudarlo las Fallas. Y la vida festiva de la Ciudad, ha sabido exportar todo lo bueno que tiene la propia fiesta, que es todo. Ha contagiado de su magia ilusionada a miles y miles de personas, que asisten admiradas al gran espectáculo de las vanidades. 

Y desde el Atico de la Comunicación, atalaya privilegiada dónde las haya, observamos con gran alegría todo lo que el valenciano y el fallero nos hacen vivir. La música que se convierte en sinfonía junto a la pólvora, mixtura cuasi perfecta, que impresiona y que deja su poso particular, mientras suenan con fuerza los timbales de masclets y femelletes, convirtiendo cada uno de los corazones que lo escuchan en alegría, que repite siempre con toda la ilusión.

Y en medio de la fiesta, el homenaje sentido al Patriarca San José, considerado el primer carpintero de la Historia Cristiana. Es el hombre, que de forma silenciosa, acepta la voluntad de Dios, y se convierte en el Padre terrenal de Jesús, el Hijo de Dios hecho Hombre. Y respeta de forma admirable a María, la Esposa, que también junto con él, en silencio, vive y siente la vida de su Hijo, su caminar, su paso, sus alegrías, anhelos y dolores. Los dos, aceptan siempre los designios de Dios, de buena gana, con sencillez y humildad. Y mientras María, teje el más bello mantel, de color blanco, José, construye con las maderas de su corazón, el trono para su Hijo y su Esposa, la Rosa Mística, la Dulce Azucena, la que dijo Si, adquiriendo el mayor de los compromisos ante Dios y ante sus hermanos los hombres.

Y son las Fallas, las que les rinden a los dos, la mejor de sus pleitesias y honores. Y que mejor, que las flores, para dejar constancia de su amor por María, bajo la bella advocación de los Desamparados, tejiendo un gran manto, que envuelve a la Patrona de Valencia. Y serán esas flores, las que sirvan para dar homenaje también a san José. El suave perfume de las primeras flores primaverales, son el preludio de la nueva estación, que hace revivir todo lo mejor que tenemos cada uno de nosotros. Y la Ciudad, se vuelca con el patronazgo, y será cada plaza, calle o rinconada, la que acoja un pedacito de pólvora, en el día del Santo Patrón. Y llegará la noche, y los monumentos falleros, serán pasto de las llamas, siendo la traca, la que prenda todos los malos augurios, y convierta todo lo que tenemos de maligno, en buenos momentos, naciendo la nueva vida y el monumento de las cenizas, como si depositaramos la fertilidad en nuestras comisiones falleras. Y de nuevo, todas las comisiones, se pondrán a trabajar, para seguir haciendo grande la fiesta fallera y josefina.

Y llenos de buenos deseos, las fallas volverán a triunfar en los corazones de cada uno de los valencianos y falleros, transformando la fisionomía de toda la Ciudad, que se rinde a los pies de sus monumentos. Mañana, también es un día para la solidaridad con mayúsculas. Transmitamos ese compartir con los más necesitados todo lo que podamos, dentro de nuestras posibilidades. Mañana, es un buen día, para visitar a los enfermos en residencias y hospitales, para compartir con ellos la mejor de nuestras compañías y sonrisas, haciendo que el Santo Patrón, nos guíe y acompañe siempre, pero en especial en el momento de la muerte. También es día para recordar a los Inocentes y Desamparados, compartiendo con ellos -en el Cotolengo, en el Asilo de las Hermanitas de Ancianos, en la Asociación Valenciana de la Caridad, en la Casa-Hogar de San Juan de Dios, en los Comedores Sociales, en las Asociaciones de San Vicente de Paul …-, en tantos sitios dónde se ejerce el AMOR a los demás, el que san José practicó y supo inculcar al Niño Jesús, mientras crecía y se hacia Hombre.

Desde el Ático de la Comunicación, nuestra felicitación a todos los que lleváis el nombre de José y Josefina -Pepes, Pepitos, Kikos, etc.-, que el Santo Patrón, bendiga nuestros hogares y corazones, para que sigamos fieles a su ejemplo de vida. FELICES FIESTAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *