Connect
To Top

La horchata de chufa también es catalana

horchata_300_188
Los envoltorios de unos azucarillos distribuidos en bares y restaurantes de París han sido los causantes de una nueva polémica que ha soliviantado a entidades como Círculo Cívico Valenciano.

La empresa francesa Bhégin Say incluyen en estos envoltorios adivinanzas, una de las cuales pregunta: “¿Cómo se llama la célebre bebida catalana a base de chufa?”.

Al parecer, los responsables de estos azucarillos ignoran que la horchata (la respuesta de esta pregunta) es una bebida típicamente valenciana, que tiene hasta su propia denominación de origen reconocida. Desde Círculo Cívico Valenciano animan a protestar ante la azucarera francesa para denunciar este error, que atribuyen a la “manipulación y atribución tolerada que el catalanismo hace sistemáticamente de cualquiera referente, ítem cultural, característica, producto o rasgo diferencial valenciano”.

La horchata (del latín hordeāta, “de cebada”) es una bebida refrescante (también postre), preparada con agua, azúcar y chufas majadas (o molidas). Las chufas son unos pequeños tubérculos con forma de nudos que proceden de las raíces de la juncia avellanada (Cyperus esculentus) que se llama así por la forma de su fruto parecido a la avellana. En España, Comunidad Valenciana y especialmente en un pueblo llamado Alboraia, la horchata se elabora a partir de la chufa.

Al parecer, ésta ya era usada en el antiguo Egipto, habiéndose hallado vasos que contienen chufas como parte del ajuar funerario de los faraones. Asimismo, autores persas y árabes de la antigüedad mencionan los beneficios digestivos y desinfectantes de la chufa, usada entonces como bebida medicinal por considerársela energética y diurética.

Existe un cuento ambientado en la época de la Reconquista que explica el nombre que se dio a la bebida. Dice el cuento que una aldeana llevó al rey de la Corona de Aragón, Jaime I “el Conquistador”, un poco de horchata. Al rey le encandiló el sabor y preguntó qué era aquello. La chica respondió que era leche de chufa (llet de xufa, en valenciano), nombre con el que se conocía la bebida. El rey exclamó: “Açò no és llet, açò és OR, XATA!” es decir “¡Esto no es leche, esto es oro, chata!”. Se originó un juego de palabras entre “or” y “xata”, dando el supuesto origen al vocablo valenciano “orxata” La primera referencia escrita que se tiene en España es de finales del siglo XVIII, en el libro titulado “Alcaldes de Casa y corte” de 1786 en el que se proporciona una receta sobre la bebida.

De nuevo, la pancada, disfruta robando a los valencianos, uno de sus productos más importantes, refrescantes, únicos y sobre todo netamente valenciano, ya que su producto principal, la chufa, se produce en las huertas de Alboraya, Almacera y adyacentes. Y eso es VALENCIA.

ES+ACTUAL|Manuel J.Ibáñez Ferriol. Fotos: valenciafotografica.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in El Buen Yantar

  • Contramuslos de pollo al horno con patatas

    Pocas cosas hay como un buen pollo al horno, con su piel tostadita y acompañado de unas deliciosas patatas guisadas recibiendo todo...

    Nerea Carracedo19 noviembre, 2017
  • Berenjenas rellenas de carne picada y tomate

    Una receta ya clásica, que encontramos en todos los hogares, pero con un pequeño guiño, el de las especias, que le...

    Nerea Carracedo19 noviembre, 2017
  • Crema de brócoli y calabacín

    La crema de brócoli, calabacín y patata que compartimos a continuación es muy fácil de hacer y el resultado es espectacular. Además, todos...

    Nerea Carracedo15 noviembre, 2017
  • Pilar Moncho presenta “Del tros al plat comarques” a La Marina

    La vicepresidenta del Patronat de Turisme de València i diputada de Turisme de la Diputació de València, Pilar Moncho, presenta l’acció...

    Javier Furio15 noviembre, 2017
  • Setas con vieiras

    En estas fechas es fácil encontrar setas, esas joyas gastronómicas tan codiciadas por sus delicados aromas y texturas. Una norma de...

    Nerea Carracedo15 noviembre, 2017