La incultura y la mentira por bandera

Juan_Benito_
Por JUAN BENITO RODRIGUEZ MANZANARES. Escritor. Columnista
Hace muy pocas fechas, exactamente el día 9 de febrero de 2014, corría por Internet un vídeo extraído del programa, El gato al agua, de Intereconomía Televisión, que protagonizaron Javier Nart Peñalver y Alejo Vidal-Quadras Roca, en el cual ambos demuestran de una manera estúpida, su incultura lingüística.

Intereconomía Telévisión desde que comenzó su andadura como canal de televisión, siempre se ha caracterizado por tener programas de debate, más o menos acertados, con unos comentarios igual de acertados que sus programas, y una tendencia que aunque ellos se definen como ‘conservadores’, la voz popular coincide en pensar que se escoran un tanto a la derecha.

Entre los contertulios más o menos habituales que cuenta el programa, El gato al agua, se encuentran Javier Nart Peñalver, nacido el Laredo Cantabria, abogado, ex político y ex corresponsal de guerra. Y Alejo Vidal-Quadras Roca, nacido en Barcelona, físico y político, fue presidente del PP de Cataluña y es vicepresidente del Parlamento europeo.

Con estas credenciales, tenemos un par de personas que se les supone una cultura elevada y amantes de la verdad, sobre todo en el caso de Javier Nart por el hecho ser abogado, en un canal de televisión que debería ser imparcial ante todos los temas y no emitir juicios de valor de los cuales deba arrepentirse.

Pero lo cierto es que Javier y Alejo, han demostrado públicamente no saber de lo que hablan y no tener ninguna cultura a nivel lingüístico, demostrando que cualquiera puede decir las mamarrachadas que quiera por televisión, dejando muy patente que cuando uno no sabe de qué habla, no dice más que tonterías, y, o bien lo hace por convencimiento, ¡pobre gente inculta! o bien lo hace por otros intereses que engrosan las cuentas corrientes, como ha ocurrido con muchas personas cercanas al valencianismo.

Javier Nart dijo textualmente, “Los valencianos impulsados por el partido popular, tienen que diferenciarse de los catalanes, y hacen algo que es maravilloso y es que a mí me otorgan, a mí, que yo entiendo y hablo catalán, pero que nunca estudié valenciano, pues soy capaz de hablar valenciano y y y entenderlo perfectamente sin haberlo estudiado nunca. O sea es un Pentecostés que me cae por que un buen día los señores del PP deciden que el valenciano es un idioma diferenciado bueno…” Y aquí lo corta Alejo diciendo que también habla valenciano, y entre estos dos tipos, faltos de rigor lingüístico y diciendo ‘grandes burradas’ a manos llenas, acaban relatando una serie de lugares, en los que ¡claro está! según ellos se habla catalán. Mi abuela decía que la incultura es muy atrevida.

Si estas mamarrachadas las escucho de, Pepe, el que vive en el quinto A, y no sabe hacer la ‘O’ con un canuto, comprendería que su incultura lo llevara a decir tales barbaridades, pero viniendo de estos dos señores, que tienen, o deberían tener una cultura muy alta, me causa mucha pena y desilusión escucharlos, y debo decir que para hablar en público, Javier y Alejo, se tiene que saber de qué se habla y hacer siempre honor a la verdad, pues las mamarrachadas que vertieron estos dos tipos en Intereconomía, llegaron a más lugares de los que nos podemos imaginar, y sus mentiras e incendiarias palabras en contra de la lengua valenciana, llegaron hasta donde los valencianistas, de momento, no podemos ni soñar llegar, haciendo brotar en quien lo haya escuchado la semilla de que el valenciano no es una lengua diferenciada, propia y autóctona de Valencia, habiendo hecho en ese programa un labor catalanizadora importante. Espero que les haya sigo suculento haber mentido de esa manera.

Verás Javier. Cuando el barceloní se hablaba en el condado de Barcelona y en algún otro condado de la Marca Hispánica que luego conformaron Cataluña se hablaba algún dialecto derivado del provenzal, en el reino de Valencia, pues Valencia fue reino mucho antes de que viniera Jaime I, ya teníamos lengua propia, cosa que los catalanes no tuvieron hasta que el químico Ponpeu y Fabra recibió el encargo de cocinar la lengua catalana moderna, para lo cual utilizó un alto porcentaje de valenciano, lengua que después de cocinada a fuego rápido, fue rechazada de plano por los hablantes que debían hacerlo, pues no la reconocían como lengua, pero que a fuerza de dinero impusieron a sus hablantes sin que mediara ningún tipo de razón.

Por otro lado, el siglo XV, está reconocido a nivel mundial como el Siglo de Oro de las Letras Valencianas gracias a que los autores valencianos como Ausias March, Joanot Martorell, Sor Isabel de Villena, Joan Roiç de Corella y muchos más fueron las lumbreras que iluminaron a todos los escritores del mundo entero y marcaron un antes y un después en toda la literatura mundial. Mientras tanto Cataluña, como no existía como tal entidad jurídica y era parte del reino de Aragón, por lo tanto no podía haber una lengua que se denominara catalán, pues no puede haber una lengua que tenga como nombre un topónimo que no existe.

Como podrán comprobar Javier y Alejo, su incultura a nivel lingüístico, y quiero decir incultura y no otra cosa peor, es impresionante y deberían retractarse de lo dicho, pues lo vertido por mí en este artículo, tan sólo son verdades que pueden comprobarse de primera mano en los libros de la época que aún no hayan sido manipulados por la maquinaria catalanista.

En un programa de debate, sea cual sea, cada uno debe hablar del tema que entiende para que el debate sea fidedigno y veraz, y un abogado y corresponsal de guerra, y un físico y político, no son las personas más idóneas para hablar de lengua, literatura o lingüística.

Es una verdadera pena que Intereconomía Televisión emita este tipo de programas donde se miente con saña, además de calumniar a la lengua valenciana y por extensión, a todos los valencianos, pues la credibilidad de la emisora se ve en entredicho, a partir de este momento, cualquier cosa que oiga en Intereconomía, pensaré si es verdad o si por el contrario me están mintiendo como en el caso de la lengua valenciana.

Y a Javier y Alejo, artífices de esta mofa hacia la lengua valenciana y los valencianos, les pediría que se retractaran de lo dicho, además de que debería ser un deber moral de ellos mismos, retractarse de sus palabras y decir la verdad sobre la lengua valenciana, pues decir que esto es una maniobra política del PP, habiendo tenido un Siglo de Oro, es una burrada tan grande, que deja a ambos personajes a la altura de la incultura total. Cuando no se sabe de qué se habla, siempre es bueno tener un partido político al que echarle la culpa de todo, aunque sean puras mentiras.

Javier y Alejo, os recomiendo, y también recomiendo a todo el mundo a que lean el libro, “Historia de la lengua valenciana (Desde hace un millón de años)” para que comiencen a tener las cosas claras sobre el nacimiento y evolución de la lengua valenciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *