La Luz de las Imágenes recupera 108 obras de arte de los siglos XIII al XX para la próxima exposición

Esta semana han sido trasladada al Centro de Conservación de Bétera la última pieza que será intervenida: la cruz procesional mayor de Vilafranca, datada en el siglo XIV. · La muestra abrirá sus puertas a finales de 2013 en Vinaròs, Benicarló, Culla y Catí

El Centro de Conservación de Bienes Muebles de La Luz de las Imágenes ha recibido la totalidad de obras de arte procedentes en su mayoría del Maestrazgo y Els Ports, pero también de otras localidades como Valencia o Castellón, están siendo restauradas con motivo de X campaña de restauración y difusión patrimonial que desarrolla esta institución. Manifestaciones artísticas, entre pinturas sobre lienzo (23); pinturas sobre tabla (30); pintura sobre bronce (1); (52), esculturas (10), orfebrería (24), tejidos (8) y documentos (12), de diferentes épocas y estilos, desde los siglos XIII al XX, que se recuperan antes de ser expuestas en la muestra que abarcará cuatro localidades del norte castellonense: Vinaròs, Benicarló, Culla y Catí.

proxima_exposicion_06072013

Esta semana han sido trasladadas la última obra que será intervenida: la cruz procesional mayor de Vilafranca, del taller de Morella, datada en el siglo XIV; mientras que la pasada semana llegaron dos importantes piezas procedentes de Tortosa: el tapiz de la Última Cena, del taller de Flandes, datado en el siglo XV; y una pintura de San Rufo, del siglo XIX, cuyo autor es Vicente López. La obra textil está dividida en tres partes que representan la Última cena, la entrada de Cristo en Jerusalén, y la Oración en el huerto. Sobre su confección no existe documentación que acredite el lugar dónde fue realizado, pero si se atiende a sus aspectos técnicos existe la hipótesis de que fuera tejida en Flandes o bien en un taller tortosino dirigido por artistas flamencos. No obstante, también denota influencia de la pintura valenciana de la época ya que sus figuras presentan ciertos paralelismos con la producción de Marçal de Sas o Gonçal Perís.

Con respecto a la pintura de San Rufo, de Vicente López, se trata, en opinión de los especialistas, de la mejor composición de temática religiosa realizada por el artista valenciano. De hecho, el propio rey de España, Fernando VII, retuvo durante un mes en el Palacio Real de Madrid esta pintura para enseñarla a embajadores, ministros y diferentes personajes de la corte.

Este óleo jamás ha abandonado su emplazamiento original, y podrá verse en la próxima exposición junto a los dibujos preparatorios de esta obra y su boceto, con la idea de mostrar el proceso creador de este importante artista valenciano que sucedió a Goya como pintor de corte.

Esta piezas, una vez recuperadas, se expondrán en la muestra que prepara esta institución en esta demarcación castellonense, y que tendrá cuatro sedes expositivas, localizadas en Vinaròs, Benicarló, Culla y Catí, que mostrarán más de 300 manifestaciones artísticas, de las que un total de 108 habrán sido restauradas por La Luz de las Imágenes, y podrán ser visitadas por el público a finales de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *