La mitad de los policías locales tendrán que dejar la calle en seis años

el-alcalde-blas-devis-con-los-nuevos-agentes-y-el-oficial-jefe-de-la-policia-local-tercero-por-la-derecha

AGENCIAS | ONDA3.- La mitad de los policías locales de la ciudad de Valencia cumplirá más de 55 años durante el año 2020. Concretamente, el 45% de los 1.700 agentes que conforman actualmente la plantilla policial superará esta edad dentro de seis años, según indicaron a este periódico fuentes sindicales.

Este «envejecimiento» de los miembros del cuerpo puede suponer un desequilibrio en cuanto al reparto de las funciones, puesto que a partir de esta edad, los 55 años, es habitual que los agentes se sometan a un test físico y psicotécnico para comprobar cuáles son sus condiciones y la mayoría pasa entonces a ocupar destinos labores menos exigentes físicamente. Es decir, rebasadas las 55 primaveras, los agentes dejan las patrullas en las calles y pasan a desempeñar trabajos relacionados con la tramitación de expedientes o la vigilancia de instalaciones. En definitiva, en apenas seis años casi la mitad de los policías de la ciudad entrará en la fase en el que es aconsejable dejar el trabajo duro para pasar a las oficinas.

Por esta razón, desde los sindicatos de la Policía Local se exige que se apruebe cuanto antes la jubilación anticipada para los agentes municipales, tal como sucede con otros cuerpos de seguridad. Los miembros de estos cuerpos de seguridad pueden jubilarse a partir de los 58 años, mientras que los policías locales tienen que esperar hasta los 65 „próximamente será hasta los 67„ para acceder a la jubilación. En este sentido, el Ayuntamiento de Valencia aprobó recientemente una moción para solicitar en el Congreso de los Diputados que se revise la edad de jubilación de los agentes municipales y se adelante a los 58.

Persiguiendo este objetivo, la Plataforma Social Policías Locales y la Plataforma por el anticipo de la edad de jubilación, en las que se integran los principales sindicatos de las policías municipales, lanzaron ayer una nueva ofensiva para que el Parlamento acepte la jubilación anticipada de los policías locales.

Amparados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que según resaltan ambas plataformas les apoya, los policías locales han presentado a los grupos políticos de ayuntamientos y comunidades autónomas mociones para que propongan al Congreso la modificación legislativa pertinente.

Los policías consideran que su profesión es de riesgo y que debe incluirse, como se ha hecho con la Ertzaintza, en la norma que permite la jubilación anticipada a profesiones de naturaleza «especialmente penosa, tóxica, peligrosa e insalubre». Según los estudios, existen indicios de peligrosidad en el desarrollo de la actividad de los policías, que a partir de una edad ya no cuentan con los requerimientos físicos y psíquicos para su trabajo.

Algunas fuentes se atreven a señalar con optimismo el 2015 como fecha en la que se iniciará la tramitación de la modificación legislativa al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *