La música amansa el Alzheimer

       Un estudio elaborado en Burgos demuestra que la aplicación de la terapia ocupacional, en especial las técnicas de musicoterapia, en pacientes con Alzheimer ayuda a retrasar el avance de la enfermedad aminorando la apatía de los enfermos.Se trata del primer ensayo clínico controlado elaborado en este campo en España a través del contacto directo con 146 pacientes de distintos centros residenciales de la capital y provincia.

Los resultados del estudio, que ha sido publicado en la prestigiosa revista norteamericana ‘Alzheimer Disease and Associated Disorders’, son el fruto de una investigación en la que han colaborado Cajacírculo, la Universidad de Burgos y especialistas en Neurología del Complejo Asistencial de Burgos y del Centro de Rehabilitación Neurológica META de Las Rozas, Madrid.

Gracias a este estudio se ha logrado demostrar científicamente “un tratamiento eficaz y pionero” en el campo de la medicina basado en una nueva terapia no farmacológica. Centralizado en un centro residencial de Tardajos, el estudio tiene como objetivo combatir la apatía de los pacientes, ya que este estado “aísla a los enfermos y produce un avance mayor de la enfermedad”, según explicó Mateo Díez, neurólogo de la Residencia Jardín de Tardajos (Burgos). “Ahora sabemos que con este tipo de técnicas el paciente se anima a participar mediante la estimulación de los sonidos”.

La apatía, por sus propias características, impide al paciente participar activamente en un programa de rehabilitación cognitiva. “Los pacientes con apatía empeoran más rápido y son más difíciles de tratar por los cuidadores”, recalcó Díez.

El estudio se realizó con el diseño de un estudio clínico controlado a través de 146 pacientes a los que se les aplicaron durante un periodo de 20 días actividades de musicoterapia, arteterapia y psicomotricidad. Los resultados “no pudieron ser más satisfactorios”, ya que se comprobó que las técnicas empleadas en los enfermos ayudaban a la socialización de los mismos y mejoraban el grado de la demencia en cuestión. Además de amansar a las fieras la música sirve para mejorar la salud a través de la evocación de sentimientos y emociones, además de recuerdos. Por eso, no es de extrañar que los responsables del estudio hayan utilizado canciones de siempre como la famosa ‘Campanera’ de Joselito. Tal y como aparece en el artículo de la revista, esta sintonía ayudó a los pacientes a recordar momentos de su juventud a través de las notas de una de las canciones más conocidas de la música española.

Las conclusiones de este estudio ayudarán a mejorar la salud de los pacientes de Alzheimer y a fomentar la utilización de la musicoterapia en los centros residenciales, ya que está comprobado que sus efectos son beneficiosos a largo plazo y podrían mejorar la evolución de una enfermedad que padecen millones de personas en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *