La nueva normativa, que ha sido aprobada hoy por la Junta de Gobierno Local, establece un procedimiento único para todas las solicitudes.

IMAGEN_1_030938
ES+ACTUAL.REDACCION.- La Junta de Gobierno Local ha aprobado la nueva normativa, que establece los criterios para autorizar terrazas en las calles, o la presencia de artistas y músicos, siempre desde la voluntad de “aunar criterios para conseguir una auténtica norma de convivencia”.

“La palabra clave de la nueva Ordenanza de Ocupación del Dominio Público Municipal es ordenar”. El concejal de Coordinación Jurídica y Actividades, Félix Crespo, ha defendido el carácter unificador y simplificador de la nueva normativa, que ha sido aprobada por la Junta de Gobierno Local. “Su vocación es establecer criterios racionales en el uso de la vía pública, de manera que funcione como una norma de convivencia”, ha afirmado.

El edil ha dado a conocer las líneas generales de la nueva ordenanza, que iniciará su periodo de exposición pública, tras su aprobación inicial en el Pleno de este mes, para que se ciudadanos y entidades presenten las alegaciones que estimen pertinentes, de cara a su aprobación definitiva por el Pleno del Ayuntamiento. Tal como ha explicado, se trata de un texto “necesario, puesto que hasta ahora se aplicaban normativas y criterios que permanecían dispersos, que habían quedado obsoletos en muchos casos, u órdenes sectoriales en función de las necesidades de cada momento”.

Por ello, desde la Concejalía de Coordinación Jurídica se ha buscado “dar un carácter unificador a todas las normativas, buscando algo muy importante: establecer un procedimiento único para realizar cualquier tipo de solicitud de uso del dominio público”. Si hasta ahora se realizaban dos solicitudes por separado, la de utilización del suelo y la de realización de una actividad en él, a partir de la aprobación de la nueva Ordenanza se resolverán ambas peticiones de forma conjunta.

Además, los criterios y documentación exigida aparecen fijados de antemano en los anexos del texto, a través de 10 títulos en los que se han agrupado las actividades según su naturaleza (celebraciones deportivas, actividades de solidaridad, culturales, festivas… entre otras).

Dado el carácter tan heterogéneo y numeroso de las actividades que regula la nueva ordenanza, el concejal Félix Crespo se ha detenido en los dos de mayor repercusión: las terrazas de los locales de ocio y restauración, y las actuaciones musicales y artísticas en las calles.

En el primer caso, Crespo ha recordado cómo la entrada en vigor de la llamada ‘Ley Anti-Tabaco’ en 2009 multiplicó el número de las solicitudes de instalaciones de mesas y sillas en las vías públicas. A fecha de hoy, hay 3.097 autorizaciones concedidas y, en algunos casos, se han generado situaciones de malestar “por un abuso de la interpretación de la flexibilidad –ha explicado el edil- en un grado difícilmente compaginable con el uso normal de la vía pública”.

LAS TERRAZAS, MARCADAS EN EL SUELO.

Por ello, la ordenanza establece una serie de determinaciones para la concesión de la autorización. En primer lugar, la banda de paso peatonal se incrementa en 30 centímetros (pasa de los 1,20 metros actuales a 1,50), excepto en Ciutat Vella (donde las aceras son más estrechas), y se fija en 0,50 metros la distancia desde el bordillo de la calzada a las mesas. En cuanto a la superficie que cada establecimiento puede habilitar como terraza, deberá ir marcada en el suelo por cuatro esquinas que comprobará la Policía Local, y deberá contener dentro todos los elementos auxiliares (separadores, calefactores, reclamos publicitarios…).

Respecto a los metros cuadrados a que tendrá derecho cada local, se regulará según el aforo del establecimiento (con una medida general de 1,75 metros cuadrados por persona de aforo), según la superficie del local (hasta 200 m2, un máximo de 60 m2, y a partir de 200 m2, un máximo de 100 m2), y según el ancho de la fachada (se podrá extender a dos fachadas colindantes más, con la conformidad de los propietarios).

LAS ACTIVIDADES ARTÍSTICAS, DE 10 A 22 HORAS CON PAUSA.

En cuanto a las actividades artísticas, toda la normativa es nueva, dado que no había nada regulado hasta ahora, y se articula en torno a tres puntos. En primer lugar, se establecen dos zonas diferenciadas: Ciutat Vella y el resto. En segundo lugar, se citan tres categorías de actividad: plástica (dibujo, retrato, pintura…), escénica (teatro, mimo, malabares…) y con repercusión sonora. En todos los casos, las autorizaciones tendrán un plazo máximo de 3 meses, por lo que deberán renovarse al cabo de éstos.

Como norma general, ha explicado Félix Crespo, se fija un tope de 40 autorizaciones para cada categoría y para cada zona, lo que daría un máximo de 240 al año en total. Si se produjeran más solicitudes, se dará prioridad a aquellos artistas que puedan acreditar conocimientos de su modalidad creativa (música, pintura, circo…).

Los actuantes deberán cambiar su punto de cara al público cada hora, al menos a 50 metros de donde estén, y el horario de actuación será de 10:00 a 22:00 horas, con una pausa entre las 14:00 y las 17:00 horas.

El concejal de Coordinación Jurídica, Licencias y Actividades se ha referido a otros aspectos que también regula la nueva ordenanza, como la colocación de mostradores en las aceras junto a las fruterías, los puestos en las calles en el Día del Libro, o los adornos de los comercios por Navidad. A preguntas de los periodistas, se ha referido también al caso de heladerías y horchaterías, locales que disponen de poco aforo pero cuya actividad exige una amplia terraza. Crespo se ha mostrado dispuesto a estudiar este caso específico, así como la excepcionalidad de los carritos de venta de zumo de naranja y horchata, productos con Denominación de Origen, DO Valencia, que el Ayuntamiento tiene voluntad de proteger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *