La obesidad es el factor de riesgo vascular peor controlado, según los expertos

La obesidad es uno de los factores de riesgo cardiovascular peor controlado en los últimos años, frente al tabaquismo y las tasas de lípidos, que sí se han contenido, ha destacado a Efe el doctor José Luis Zamorano, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Zamorano ha recordado, en una entrevista con la Agencia Efe, que mientras la sociedad española se ha concienciado del riesgo del tabaquismo y de las elevadas tasas de colesterol, y las ha reducido en los últimos años, la obesidad ha aumentado hasta convertirse en un factor de riesgo emergente no sólo para las enfermedades cardiovasculares sino para otras muchas patologías.

Este cardiólogo, presidente también de la Sociedad Europea de Eco-Cardiología, participa en el XLVIII Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares de la SEC, que hoy se clausura en Sevilla y en el que se ha destacado que estas patologías son las causantes de un tercio de las muertes.

“Aún no se ha logrado un control adecuado de todos los factores de riesgo; han bajado el tabaquismo y el control de los lípidos pero no la obesidad ni el sedentarismo, pese a la tendencia a la mejora de la situación sanitaria de la población; además, la obesidad infantil es una seria amenaza no sólo para las enfermedades cardiovasculares sino para otras muchas patologías”, ha subrayado.

Zamorano ha destacado los avances logrados en los últimos años en la cirugía cardiovascular, entre ellos el abordaje no invasivo de patologías como la estenosis aórtica, que hasta hace unos años requería de intervenciones quirúrgicas mucho más agresivas.

Respecto al impacto de la crisis, ha señalado que la cardiología “no es ni debe de ser ajena” a ella, “como el resto de la sociedad”, aunque ha asegurado que no se ha detectado una fuga de cardiólogos españoles al extranjero ni un déficit de estos especialistas en los sistemas sanitarios.

En su opinión, los cardiólogos españoles tienen un nivel de cualificación “muy bueno, similar al de cualquier otro país occidental”.

Entre los asuntos abordados en el XLVIII Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares de la SEC, Zamorano ha aludido a la importancia del Registro Clarify, una iniciativa para conocer en detalle las características de pacientes de angina de pecho y del tratamiento médico que reciben.

Este estudio se efectúa sobre 33.000 pacientes de angina de pecho de 45 países y el análisis del primer año de desarrollo de este trabajo ha valorado que España haya sido el país que más pacientes ha monitorizado y estudiado, hasta el punto de que ha aportado el diez por ciento de todos los casos clínicos seguidos en este estudio internacional.

Para Zamorano, el Registro Clarif puede ayudar a conocer mejor esta patología y las respuestas de los enfermos de angina de pecho a los tratamientos que se les ofrecen actualmente.

De los 1.700 pacientes analizados en España, 529 han sufrido muerte cardiovascular, infarto o ictus y uno de los datos más relevantes contrastados es que el 40 por ciento de estos enfermos tratados con metabloqueantes o con aspirina tenían una frecuencia cardiaca superior a los 70 latidos por minuto, un indicador que se considera perjudicial para su salud.

“Ello demuestra que hay un cuarenta por ciento de enfermos de angina de pecho sobre los que trabajar para mejorar los tratamientos que actualmente reciben, lo que supone un porcentaje de mejora muy importante, ha concluido el doctor Zamorano.

ESMASACTUAL|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *