La Patagonia, un destino para agotar el carrete de fotos (I)

FOTO1Reportajes ONDA3 | Roberto Brindissi (Puerto Natales-Patagonia).- La Patagonia representa uno de esos lugares ineludibles que hay que visitar al menos una vez en la vida. Cada paisaje requiere un tiempo de asimilación y disfrute.

Incluso si uno no acostumbra a hacerse fotografías, se verá obligado a gastar el carrete, ya sea en el glaciar Perito Moreno, en las cumbres de Torres del Paine o en el Lago Argentino con cientos de casquetes rodeándote. Tantas y tantas horas de viaje encuentran respuesta en estampas idílicas como éstas en una de las regiones más recónditas e inexploradas del mundo. 

Existen dos maneras de visitar la Patagonia. La más habitual consiste en volar desde Buenos Aires a El Calafate y comenzar ahí la aventura. La otra opción se hace desde Chile embarcándose en un vuelo de Santiago a Punta Arenas. En cualquier caso, ambas visitas van a tener muchas horas de trayecto en coche y barco y hay que acudir bien abrigado, como por otra parte es lógico en la región más próxima al Polo Sur. En nuestro caso, escogimos la primera opción visitando desde El Calafate el glaciar Perito Moreno y al día siguiente el Lago Argentino.  

FOTO2

El Perito Moreno impresiona desde el primer segundo. Una basta extensión de hielo se presenta ante nuestra mirada. Inabarcable de un vistazo, este monumento de la naturaleza disfruta de un parque propio para pasear en las inmediaciones del glaciar y tomar todo tipo de imágenes. 80 metros de altura sobre el nivel del lago nos dan dimensión de este prodigio de la naturaleza.  

A una escasa hora en coche se embarca en las faldas del Lago Argentino. Conforme se avanza en su interior apreciamos más y más casquetes de hielo desprendidos en su mayoría del glaciar Upsala. Navegar por allí representa lo más próximo a ir en un crucero antártico sin los inconvenientes de los mareos ni los vaivenes. En la excursión visitamos Estancia Cristina, un complejo de una familia extranjera que se hizo famosa en la zona.  

En ambas excursiones de 24 horas, decidimos contar con los servicios del turoperador Evecon, al igual que hicimos en Iguazú y Buenos Aires. Y no nos arrepentimos, pues nos volvió a sorprender gratamente la atención personalizada y la capacidad para solucionar de inmediato los problemas que nos íbamos encontrando. En esta región, con condiciones meteorológicas tan cambiantes y extremas, siempre ocurren imprevistos.  

FOTO4Evecon realiza su función de agencia en toda las regiones de Argentina con amplia trayectoria y con la misión de brindar servicios de calidad. Pero este magnífico turoperador no sólo presta servicios en toda Argentina, sino también en Uruguay, Paraguay, Chile y Perú, y seguirá expandiendo sus proyectos debido a la enorme demanda de sus servicios. 

Aunque Argentina disfruta de bellos lugares, a nuestro juicio la cumbre de la excursión patagónica está en Chile. El Parque Nacional de Torres del Paine, conocida como la octava maravilla del mundo, junto a la visita al glaciar Grey, son una combinación difícilmente superable.  

El punto de salida es Puerto Natales, a una hora en coche de los monumentos. Para viajar desde El Calafate a Puerto Natales decidimos hacer la ruta en bus durante 5 horas con la empresa Turismo Zaahj, una compañía de buses especialista en el sector del transporte de viajeros desde 1961 que cuenta con una flota moderna e innovadora de autocares para ofrecer la máxima seguridad y comodidad en sus viajes, con unas tarifas realmente competitivas.

La belleza natural de Torres del Paine hace que apetezca degustar el propio agua de los lagos azulinos. La naturaleza en todo su esplendor se mantiene gracias a un lugar complicado de llegar para el turista al encontrarse el aeropuerto más cercano a 300 kilómetros. Torres del Paine brilla gracias a una fauna y una naturaleza fuera de lo común con los guanacos –llama en versión de Patagonia– y las avestruces poblando en absoluta libertad. Los paisajes de este lugar difícilmente se pueden encontrar en otra parte del mundo.  

FOTO5

En esta excursión contamos con los servicios de Comapa, el principal operador turístico de la Patagonia chilena. Llevan operando desde 1964 en la región de Magallanes, lo que la convierte en una compañía con mucha experiencia a sus espaldas.

Se trata de una empresa muy seria que te recoge en la puerta del destino y te deja en el lugar que le pides. Con un conductor que ejerce de guía, también la excursión es completamente personalizada con Comapa. Ellos te ofrecen ver atractivos turísticos y tú escoges la ruta para sacar el máximo partido a la excursión, pero siempre recibiendo el mejor asesoramiento in situ. 

Por último, decidimos trasladarnos en bus nuevamente desde Puerto Natales a Punta Arenas, la puerta al excitante fin del mundo, pero esta vez el trayecto sería más corto (3 horas y 15 minutos) y con otra empresa de buses diferente: Bus-Sur. Esta otra compañía especialista en el sector del transporte de viajeros desde 1956 no sólo realiza recorridos en el sur de Chile, sino que también posee líneas regulares hacia Argentina, concretamente a las ciudades de Río Turbio, El Calafate, Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia. 

FOTO8

Punta Arenas es quizá la zona más floja de toda la región patagónica al ser prácticamente una ciudad portuaria muy industrializada que posee el estrecho de Magallanes como gran emblema. Si desean conocer la historia de cómo se comenzó a poblar la región, qué mejor oportunidad de hacerlo en el Fuerte Bulnes y su recién inaugurado museo interactivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *