La plaga del picudo se extiende sin freno por los jardines

Julio Moltó, presidente de la asociación de vecinos de Nazaret, indicó ayer que los efectos del pucudo se extienden por jardines municipales, zonas verdes portuarias y hasta algún parque privado, principalmente en la parte donde se situaba la antigua playa, desaparecida hace décadas por la construcción de muelles de contenedores.
La concejala socialista Isabel Dolz pedirá en la comisión un informe técnico sobre la plaga, además de una intervención urgente sobre las palmeras enfermas, para que en algunos casos sean sustituidas. Fuentes de la concejalía de Parques y Jardines indicaron que existe un tratamiento preventivo en toda la ciudad, que es tomado como modelo en otros municipios. Se trata de unos conductos sujetos al tronco que llegan hasta la copa, donde depositan con periodicidad un producto que elimina las larvas del picudo rojo.
Aún así, es evidente que el daño está hecho y que la solución inevitable es la motosierra. Así puede verse en muchas de las fotografías difundidas por Dolz, donde abundan los solares con tocones, a la espera de que los ejemplares sean replantados.

Las instalaciones afectadas abarcan también propiedades del Puerto y otras en manos del Arzobispado, como el polideportivo Benimar. Moltó habló de un «problema serio» con pocos visos de solución, incluso en jardines de recintos rehabilitados este mismo año, como ocurre con el antiguo balneario Marazul, en el límite con los muelles, y que se destinará a equipamientos municipales.

El problema es que el tratamiento «es caro y depende en ocasiones de la voluntad de cada propietario. La Generalitat ofrecía antes unas subvenciones que ahora «parece que ya no dan nada, lo que agrava todo un poco más».

Las palmeras enfermas se quedan «como un mocho al revés». Esta semana, la asociación de vecinos tiene prevista una reunión con responsables del Puerto. «Insistiremos en que ofrezcan una solución a este problema». Además de la tala de las palmeras, también existe riesgo de caída descontrolada y que causen por esto un accidente a los vecinos.

En otro orden de cosas, la concejala socialista pidió para el cercano barrio del Grao que el Ayuntamiento recupere el servicio extraordinario de limpieza en los jardines «donde se haya detectado que son punto de encuentro nocturno los fines de semana», en referencia a la suciedad del botellón.

De esta manera quiere recoger las reivindicaciones de la asociación de vecinos, que cita a modo de ejemplo el problema que ocurre en el centro de salud de la calle Padre Porta. Según los residentes, los usuarios «se encuentran cada lunes con que las escaleras de acceso están llenas de orines e, incluso, vómitos».

Para la edila, es «inadmisible» que haya zonas que se convierten «en estercoleros hasta la llegada del lunes» y ha llamado la atención sobre el caso de los parques porque, ha advertido, «ponen en riesgo la seguridad de los menores».
VLCRADIO | Poblats Maritims | Redaccio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *