La Policía de la Generalitat desmantela en Valencia un local clandestino de juego ilegal

100505_emergencias

Noticias ONDA3/Redacción.- En el marco de la operación ‘Fartons’, agentes del Grupo de Juego de la Policía de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comunitat Valenciana han desmantelado en Valencia un local de juego ilegal donde se practicaba el póquer, en sus distintas variedades, especialmente el denominado ‘texas holdem’.

La operación, iniciada a principios del mes de febrero de este año, ha concluido con la intervención final de la entrada y registro del mencionado local.

El resultado de la operación es el siguiente:

– 1 persona detenida por un delito contra la salud pública

– 26 personas identificadas (responsable, crupier y jugadores)

– 5 actas de sustancias estupefacientes

– 1 acta de arma blanca

Se ha intervenido gran cantidad de material relacionado con el juego:

– 3 mesas de póquer

– 3000 fichas con distintos valores de las utilizadas en el juego del póquer

– Numerosas barajas francesas de las utilizadas para este juego

– Dinero en efectivo

Otro material intervenido:

– Aparatos de grabación, puesto que el local disponía de un circuito privado de grabación, incluso con cámara hacia el exterior de la puerta

– Documentación relacionada con la actividad del juego en el local

– Una caja fuerte sin abrir de la que se ignora aún su contenido.

El juego es una competencia exclusiva de la Generalitat Valenciana, su actividad está sujeta a la debida autorización administrativa y su realización requiere lugares habilitados, tal y como recoge la ley en la que se regula el juego en la Comunitat Valenciana, siendo competente para su control e inspección la Policía de la Generalitat.

El Grupo de Juego de la Unidad tuvo conocimiento el pasado mes de febrero de que, en un local de la calle Alboraya de Valencia, que figuraba como sede de la Asociación Valenciana de Jugadores Amateurs de Ajedrez, Dominó, Bridge y Póquér, se realizaban partidas ilegales. Después de las primeras labores de comprobación, se constata inmediatamente que la información es veraz y se abre una investigación.

Tras las oportunas investigaciones, se pudo contrastar que se trataba de una actividad de juego ilegal -al margen de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, que ostenta el control legal del juego- destina al lucro sin ningún tipo de impuestos ni control. La sede de dicha Asociación servía de ‘tapadera’ para la práctica ilegal del póquer.

De esta forma, el responsable de esta actividad dirigía la actividad del local a través de una organización de carácter familiar, obteniendo grandes beneficios que eludían el control tributario de la Administración. El detenido contaba con la colaboración de su hijo, que era el encargado de abrir las puertas en torno a las 17.00 horas y hasta altas horas de la madrugada. Para acceder al local se tomaban todo tipo de precauciones, dirigidas a mantener la actividad oculta: llamadas previas, acceso restringido, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *