La restauración de las vidrieras francesas de 1929 del camarín de la Basílica de la Virgen recupera sus colores originales

Vidrieras-int2
ES+ACTUAL.AVAN.REDACCION.- Los trabajos de restauración de las vidrieras francesas del camarín de la Basílica de la Virgen de los Desamparados, que alberga la imagen de la patrona de Valencia, están permitiendo recuperar los colores originales ocultos por el polvo y el hollín de las velas, según publica en su número de esta semana el periódico diocesano PARAULA.

La restauración de las vidrieras se está realizando de forma conjunta a la intervención en la talla de la Virgen, la orfebrería y las pinturas murales del camarín.

Las ocho vidrieras fueron realizadas en 1929 en el taller de la Casa Maumejean, una empresa familiar dedicada a la fabricación de vidrieras artísticas desde su fundación en el año 1860 en Pau (Francia) por Jules Pierre Maumejean.

Estos talleres franceses abastecieron de vidrieras a numerosos edificios religiosos, civiles y casas particulares como la Catedral de Bayona, o el Ayuntamiento de Biarritz y Maumejean fue también el pintor vidriero oficial de la Casa Real de Alfonso XII.

Los motivos que aparecen en los vitrales son símbolos de la Letanías Lauretanas como el Arca de la Alianza, el vaso, el ciprés, la domus aurea, el lirio o el olivo.

Ahora, los trabajos de restauración han consistido en la limpieza del vitrial y el cambio del marco de madera de la propia vidriera, según indica a PARAULA Carmen Pérez, directora del CulturArts IVC+R (Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales) cuyos técnicos están realizando la intervención dentro de un proyecto promovido por la Archicofradía de la Virgen en colaboración con la fundación Hortensia Herrero. Asimismo, se ha reforzado el emplomado que une las diferentes piezas de la vidriera.

“El marco de la vidriera al ser de madera se había deteriorado de forma considerable con el tiempo y con ello se perdía la estanqueidad y permitía que la polución del exterior se filtrase al camarín”, ha explicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *