La semana próxima el frío y la nieve serán noticia

Dia-de-frío

Noticias ONDA3 | José A. Maldonado.- No cabe duda que la climatología española es sumamente variopinta y, sin ir más lejos, así se ha puesto de manifiesto en los diez primeros días del presente mes de febrero, puesto que mientras que ha llovido intensamente en Galicia, sobre todo, en las regiones cantábricas y en menor cuantía en otras comarcas de la mitad norte peninsular, en el centro, y el sur (exceptuando el oeste de Andalucía) y la regiones mediterráneas –que padece una extraordinaria sequía- había caído poco o nada. Hoy las precipitaciones se van a ir a extendiendo por zonas, sin que sea probable que alcancen el Mediterráneo.

Por otra parte, como bien saben, el gran protagonista de esta decena ha sido el viento, que ha soplado con gran intensidad en muchos lugares y en la mar, tanto en el Cantábrico como en la zona atlántica gallega, dando origen a un tremendo oleaje, con alturas que llegaron a superar los doce metros al estrellarse contra la costa causando graves daños materiales y, lo que es mucho peor aún, una víctima mortal.

Las rachas máximas de viento han llegado a superar los 100 km/h no solamente en las zonas citadas sino también en comarcas del Sistema Central la Cordillera Ibérica y las proximidades del Mediterráneo.

Ese viento ha hecho que el ambiente fuese mayoritariamente muy desapacible aunque, exceptuando las comarcas de alta montaña, apenas se registraron heladas, si bien es verdad que, como tantas veces ocurre, hubo grandes diferencias entre unos lugares y otros. Así, ayer mientras que en Murcia se registraban 23,6ºC de máxima y 12,9ºC de mínima y en Castellón de la Plana 23,5ºC/15,2ºC, en Pamplona no se superaron los 7,4ºC tras un mínima de 4,7ºC.

¿Y hasta cuándo durará esta situación de poniente?

Pues, previsiblemente, su final coincidirá con el final de la semana, de forma que a partir del lunes los vientos girarán a componente norte con el consiguiente descenso de las temperaturas, sobre todo en la mitad septentrional, donde se prodigarán las heladas y la nieve llegará a cotas bastante bajas.

Los copos pueden caer en las regiones de esa zona por encima de los 200m (atención, pues, si tienen previsto viajar por carretera). En el centro y en la mitad sur tampoco es descartable que, ocasionalmente, se produzcan precipitaciones en forma de nieve en alturas superiores a los 500m y a los 700 respectivamente, circunstancia que también se puede dar en el archipiélago balear.

En definitiva, ese invierno que parecía que no iba a llegar nunca ya está aquí.

http://bcove.me/y8vf2wil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *