La Senyera conquista a propios y foráneos

A las 10.58 horas y bajo los acordes de clarines y timbales hacia su entrada en el salón de Cristal del Ayuntamiento la Real Senyera.

Abandonaba de forma extraordinaria las dependencias del Archivo Municipal para ser expuesta ante los valencianos, que ya hacían cola en la calle a pesar del intenso calor de ayer.

La expectación era tal entre los concejales y los periodistas presentes que las dos primeras visitantes se quedaron paradas en la entrada del salón, sin querer avanzar. Tuvieron que ser los responsables de Protocolo y de Prensa del Ayuntamiento quienes las animaran a acercarse hasta la Senyera.

La misma cara de sorpresa y de emoción portaba el tercer visitante, Miguel Andreu, vecino de Torrent, que comentaba emocionado que era la primera vez que veía de cerca «el símbolo de los valencianos y no puedo decir con palabras lo que siento. Es algo que recomiendo hacer, sin duda».

Por tercer año el Ayuntamiento organizaba la exposición ‘Junt a la Senyera’, que fue visitada por 3.500 personas. El goteo de gente fue constante durante toda la jornada, aunque no se produjeron las aglomeraciones de años anteriores pues a las 10.30 horas sólo había unas 40 personas guardando cola. Dos de ellas eran Ximo y Xelo, una pareja de la capital. «La alegría de poder estar aquí es enorme», comentaba Ximo, mientras su esposa apuntaba que le había sorprendido «mucho» el Museo Histórico, y especialmente la Senyera original.

Tras contemplar la Real Senyera, que permanecía custodiada por dos agentes de la Policía Local con el uniforme de gala, muchas de las personas optaban por avanzar unos pasos y adentrarse en el Museo Histórico Municipal, «uno de los grandes desconocidos a pesar de los tesoros y símbolos que guarda», afirmaba Lucía Medina, que acudía con su hija Marta, de seis años, desde Burjassot. Muy cerca de ella Paola Massolo, una turista italiana (y arquitecto de profesión), asentía y se mostraba «encantada» con los fondos del Museo, especialmente con el plano del Padre Tosca de 1704.

Para Vicente Miquel, de Torrent, la exposición de la Senyera en la víspera del 9 d’Octubre es un «gran acto de adhesión a la bandera de la Comunitat y a lo que ella representa. Venimos con mucho respeto». Eulalia Díaz, de Quartell de les Valles, destacaba también la emoción y el respeto de «acercarse a la Senyera en un momento en que se cuestiona la unidad de España».

Las dimensiones de la Real Senyera, la vistosidad del propio salón y la posibilidad de pisar el hemicilo fueron otros aspectos comentados entre las personas que se acercaron hasta el Ayuntamiento. Aquellos que madrugaron tuvieron ocasión de saludar a prácticamente toda la corporación municipal. La alcaldesa Rita Barberá invitó a los valencianos a que participen en la festividad del 9 d’Octubre, celebren el día y «sientan el mayor orgullo de ser valencianos». Mientras, el portavoz del grupo municipal socialista, Joan Calabuig, apuntó que este año «más que nunca la Senyera ha de ser el símbolo de unidad para afrontar la crisis económica». Calabuig, que portará hoy la Senyera en la procesión cívica, expresó que durante el trayecto su pensamiento «será para las personas que más están sufriendo».

EML|Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *