La Unió de Llauradors alerta de daños por las urracas en los cultivos situados en la zona del Parque Natural del Túria

LA UNIÓ de Llauradors alerta de los daños que originan las cada vez mayores colonias de urracas, cuyo nombre científico es “pica pica”, en las zonas de cultivo del Parque Natural del Túria, enclavado en las comarcas del Camp de Túria y de l’Horta de Valencia.

20131212_123631

Al tratarse de una zona protegida no está permitida su caza y por ello los agricultores afectados se ven impotentes para frenar su incidencia en los cultivos, lo que provoca  pérdidas cuantiosas de las que nadie quiere hacerse cargo. Los cultivos más afectados son las hortalizas -como las alcachofas de las fotografías- o las frutas o cítricos que quedan picoteadas (su nombre científico hace honor a sus actuaciones) por este córvido y resultan inservibles comercialmente.

La población de urracas ha crecido progresivamente en los últimos años hasta extenderse a la mayor parte de las comarcas de la Comunitat Valenciana, reproduciéndose rápidamente y generando la extinción de especies ornitológicas autóctonas y migratorias.

En aquellos lugares donde hay cotos, y por ello se permite la caza, su población y daños son inferiores a los de la zona delimitada por el Parque Natural del Túria. La Conselleria de Medio Ambiente también autorizó hace ya unos años, ante su proliferación, el uso de cajas trampa pues se trata de un ave que apenas levanta el vuelo y lo hace de forma muy tosca y desgarbada, lo que dificulta su caza por parte de los cazadores.

Es una especie que no tiene normalmente depredadores y que además se come los huevos y los polluelos de otras especies que no resultan dañinas para la agricultura. Sus ensordecedores graznidos y las picaduras que efectúan en los cultivos les hacen ser aves desagradables para los agricultores y para buena parte de la población urbana y rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *