La Unidad de Tumores Musculoesqueléticos del Hospital Sant Joan atiende más de 300 consultas e interviene a 40 pacientes en 2016

quirófano

Noticias ONDA3/Canal Salud.- La Unidad de Tumores Musculoesqueléticos del Hospital Sant Joan d’Alacant -dependiente de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública-, integrada en el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que dirige el doctor Fernando Martínez, ha atendido más de 300 consultas y ha intervenido a 40 pacientes en lo que va de año.

La unidad retomó su actividad a finales de 2015, después de un año sin funcionamiento, con la llegada del doctor Salvador Ausina como nuevo responsable de la Unidad. Esta incorporación, unida a la implicación de la Dirección del centro, ha permitido recuperar un servicio de referencia provincial para el abordaje de este tipo de tumores, poco frecuentes pero de gran repercusión para los pacientes.

“Contar con un centro de referencia para la provincia significa apostar por la mejora de la calidad de vida de los pacientes, acercándoles el tratamiento y haciendo que sea más fácil de llevar, tanto para ellos como para su entorno familiar. Además de la necesidad de atender a los diagnosticados por primera vez, era esencial continuar con la actividad de esta unidad, para seguir atendiendo y haciendo revisiones a todos los pacientes que se han intervenido durante más de 20 años, ya que estas patologías requieren un seguimiento continuo durante largos períodos de tiempo”, subraya Ausina.

La unidad posee una experiencia de más de dos décadas, ya que comenzó su andadura en el año 1994, bajo la coordinación del doctor Rafael Alcalá Santaella. Fue reconocida como unidad de referencia provincial de Tumores Óseos y Partes Blandas en 1998 y como Servicio de Segunda opinión para neoplasias malignas en Traumatología y Ortopedia en la Comunitat en 2007. Su actual responsable, el doctor Salvador Ausina, fue miembro del equipo entre los años 1996 y 2010, en los que se formó y adquirió experiencia en esta especialidad.

Respecto a la actividad asistencial realizada durante este año, la unidad cuenta con una consulta semanal los lunes, responsabilidad del doctor Ausina, y otra los jueves, a cargo de la traumatóloga Laura Izquierdo. Entre enero y julio se han atendido 363 consultas, de las cuales un centenar han sido primeras visitas y 263 sucesivas. En las primeras visitas, la distribución por patologías ha sido de 62 tumores benignos y 38 malignos, que representan el 40%. De ellos, la mitad han sido remitidos desde otros departamentos.

Tumores de difícil diagnóstico

Los tumores que trata esta unidad son aquellos que se originan en el hueso o en las partes blandas del aparato locomotor. Los tumores malignos de partes blandas son más frecuentes que los óseos y su incidencia es mayor en la edad adulta. Los tumores óseos, aunque tienen una prevalencia baja, son de gran repercusión, ya que tienen una gran incidencia en las primeras décadas de la vida.

“La escasa frecuencia con la que se producen los tumores óseos y de partes blandas y su específico manejo hacen imprescindible que el abordaje, cirugía y seguimiento sean realizados en centros especializados de referencia que cuenten con equipos multidisciplinares para el correcto tratamiento integral del paciente”, sostiene el doctor Ausina.

En este sentido, el Hospital Sant Joan cuenta con servicios con experiencia en este tipo de tumores, como es el caso de Traumatología, Anatomía Patológica, Medicina Nuclear, Oncología Radioterápica, Radiodiagnóstico y Oncología Médica. Todos ellos, integrados en el Comité de Tumores Musculoesqueléticos, conforman una unidad multidisciplinar especializada. En ocasiones también cuentan con la colaboración de los servicios de Cirugía Plástica y Vascular del Hospital General de Alicante.

“Este órgano se reúne cada 15 días para valorar de forma conjunta todos los casos. En los primeros siete meses del año hemos celebrado 13 comités, en los que se han presentado un total de 146 casos, que incluyen pacientes de primeras visitas y de sucesivas que requerían una nueva valoración por parte del Comité”, afirma el doctor Ausina.

Las derivaciones de pacientes a esta unidad se producen principalmente a través de servicios hospitalarios, con frecuencia Traumatología y Oncología. “La detección precoz juega un papel fundamental en el pronóstico del paciente, por lo que todo clínico debe mantener un alto grado de sospecha diagnóstica para la derivación a nuestra unidad de referencia”, explica.

En cuanto al tratamiento de estas lesiones, es quirúrgico en la mayoría de tumores, junto con tratamientos coadyuvantes de quimioterapia y radioterapia. “En el primer semestre del 2016, se ha intervenido a 40 pacientes, y la mitad de ellos corresponde a tumores malignos”, afirma.

Hoy en día, la supervivencia en este tipo de tumores, aunque es variable en función del tipo de tumor, alcanza alrededor de un 60- 70% de los pacientes, gracias sobre todo a los avances en el campo de la oncología médica y los tratamientos adyuvantes en el de la radioterapia. Con el diagnóstico precoz y las nuevas técnicas quirúrgicas se ha conseguido en las últimas décadas que la cirugía sea más conservadora, aumentando la cirugía de salvamento y disminuyendo el número de amputaciones de las extremidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *