Connect
To Top

La vida sigue igual que hace treinta años

Con ésta canción de Julio Iglesias, he querido parafrasear algunos de los hechos que he venido observando y padeciendo, a la vez que compartiendo con mi socio y gran amigo Javier Furio, y otros que he vivido personalmente.

Dicen que Valencia, es ciudad de la “seda”. Y es cierto: lo fué. Me contaba, una gran amiga -que omito, ya que asi me lo ha pedido, además es mi fuente, y no lo puedo revelar-, que ha hecho la famosa Ruta de la Seda más de siete veces, que Valencia, fue ciudad de la seda, pero que ahora no. ¿Por qué? Sencillo, porque no hay cria de gusanos de seda, vamos es decir no hay granjas de producción de la manufactura sedera. Los valencianos, sobre todo los niños, de siempre han criado en una caja de zapatos gusanos de seda, ha recogido morera en los parques y jardines, y ha tenido en sus manos, los gusanos como una experiencia de la naturaleza. Entonces, ¿que ocurre cuando califican a Valencia como ciudad de la seda? Para poder fabricar un paño con el “espolin” -que es la lanzadera con la que se teje hilo a hilo-, la seda se trae sobre todo de China y de la India, y se mezcla con materiales sintéticos, en una proporción del 15% para la seda y el resto, para los hilos artificiales. Tengamos presente lo que costaría criar a millones de gusanos para producir un pequeño paño de 20 por 20 centímetros. Si lo pensamos, es totalmente cierta la noticia, sobre todo pensando en los bellísimos trajes que lucirán las valencianas en las próximas fiestas falleras, en los que de verdad, la seda brilla más bien por ausencia.
El otro día -concretamente el viernes 3 de febrero-, se iba a proceder a la inauguración de la Exposición del Ninot, dentro de los fastos propios después de haber obtenido la calificación para las fallas de “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”. Allá que fuimos con la ilusión puesta en seguir dando información libre, veraz e independiente, de la fiesta más grande del mundo. Cual sería nuestra sorpresa, que no se nos permitió la entrada, en el recinto habilitado para los medios de comunicación. Pedimos una explicación, pero solo se nos dijo que teniamos que “estar acreditados”. Llevamos más de 25 años, informando de las Fallas de Valencia, de su cultura, de su fiesta, de su indumentaria. Nosotros “no vivimos de las Fallas” como hacen otros. Nosotros estamos al “servicio de la fiesta fallera y de todo lo que conlleva”. Nos gusta fundirnos con las comisiones falleras, como los antiguos titiriteros, que iban de pueblo en pueblo. Nos gusta compartir la fiesta, no servirnos de la misma. Somos comunicadores altruistas, reconocidos y con fama, y sobre todo trabajamos por la fiesta valenciana y fallera, porque nos gusta ser unos más. Tengo que decir, que nos sentimos abandonados, al no permitirsenos acceder al recinto para dar noticia del evento. Es más, se nos invitó a dejar el acto. Y así lo hicimos. Con el rabo entre las piernas, fuimos poco a poco dejando atrás la “colección de ninots”, no solo los “auténticos” sino todos los que los rodeaban, teniendo para con la prensa, una actitud que denota y dice mucho de los que han asaltado con el poder funcionarial, nuestra fiesta más internacional. Desde aquí, mi denuncia, repulsa e indignación, ante una negativa que no nos ha permitido dar la noticia en nuestros medios de comunicación. Eso si, la corte de “chupopteros de la vida” -los políticos de todo signo y condición-, si que les estuvo permitida la entrada al recinto. Hasta los que no tienen representación municipal, tuvieron acceso. Es decir, se niega a unos medios valencianos y falleros, a poder participar del “banquete de las vanidades ninotescas”, pero luego, si que se sabe pedir colaboración y apoyo. ¿A que jugamos señores? Nosotros seguiremos dando noticias de las fallas de Valencia, porque están “por encima” de todo político e ideología.
Llegan vientos de tramuntana, desde los Estados Unidos de América. El señor Trump, va haciendo de las suyas. Pero, ¿quienes somos nosotros para criticar la ádecisión de millones de ciudadanos de Norteamerica? Creo que debemos dejar gobernar, y esperar los movimientos que vaya haciendo. Eso si, respetando los derechos de todos los pueblos de la tierra.
Corren aires de renovación en algunas instituciones valencianas, como es el caso del Ateneo Mercantil de Valencia. Dos mujeres, son las que se han presentado para optar al puesto de “presidente”. Carmen De Rosa Torner, representa la continuidad y la estabilidad. Carmen Martorell, representa el rigor, la profesionalidad y la transparencia. Los socios lo tienen difícil, pues las dos candidatas están sobradamente preparadas para desempeñar el cargo con holgura, pero probablemente ha llegado el momento de la renovación, o quizás no, eso ya son los socios los que deben decidir. Yo les recomiendo, con cierta experiencia en la casa ateneista -hace tiempo que lo tuve que dejar-, que no se dejen seducir por los discursos fáciles y las palabras amables. Hay que tener en cuenta, lo ya realizado, y sobre todo como ha funcionado. No por cambiar, metamos la pata. Que el poder, es un veneno que se sirve frío, y no siempre, estas preparado para alcanzarlo. Pensemos en el mantenimiento valenciano del Ateneo Mercantil, y no queramos cambiarlo todo, por cambiarlo. Para mi, son dos grandes candidatas, a las que conozco bien, y se que van a estar siempre al servicio de los ateneistas y de los valencianos.
Voy a ir terminando, este mi segundo texto del año 2017. Quiero cambiar y transformarme, y para eso cuento con todos mis lectores y amigos, que seguro pensarán que LA VIDA SIGUE IGUAL. ¿Podemos ayudar a transformarla?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Ático Mediterráneo

  • Se habla de Pensiones

      En éstos días, mucho se está hablando de las pensiones, porque realmente es un tema preocupante. A la vista de...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol23 enero, 2018
  • En el silencio nos encontramos

    Soy tan partidario de la disciplina del silencio que podría hablar sobre ella horas enteras”. George Bernard Shaw.

    Manuel J. Ibáñez Ferriol13 noviembre, 2017
  • ¿Podemos alcanzar la felicidad?

    Dijo Mathama GHANDI: “La felicidad aparece cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en harmonía”.

    Manuel J. Ibáñez Ferriol23 mayo, 2017
  • Escuchad poderosos: siempre habrá libertad

    A mis amigos, los de verdad -ellos ya saben quienes son-, para que siempre vivan como seres libres y sin ataduras....

    Manuel J. Ibáñez Ferriol19 mayo, 2017
  • La Amistad: es la unión de almas entre personas virtuosas

    A mis amigos Felipe, Mayte y Javier. Don Miguel de Cervantes Saavedra, en su gran obra Don Quijote de la Mancha, dice:...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol13 mayo, 2017