Las farmacias valencianas empiezan a quedarse sin medicamentos por el paro

Los farmacéuticos de la Comunidad Valenciana empiezan a remitir a los usuarios a los hospitales para que se les suministren los medicamentos que habitualmente se despachaban en las boticas ante el desabastecimiento que sufren.

Después de tres días de huelga, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, María Teresa Guardiola, advirtió ayer que muchos establecimientos están enviando a pacientes a los centros hospitalarios para que les faciliten la medicación que no pueden servirles. Las farmacias de la Comunidad Valenciana iniciaron un paro indefinido por los impagos de la Generalitat que les adeuda 450 millones.

“Cada día que pasa, dijo Guardiola, es más crítico porque las reservas se van agotando y el desabastecimiento cada vez va a ser peor”. La presidenta de los boticarios se mostró muy firme en su decisión de mantener la huelga. “Hay que mantener el tipo y seguir con el cierre. El desabastecimiento es real y forzoso, pero tenemos muy claro lo que pedimos: cobrar los atrasos y no una sola factura. Los políticos, aseguró, deben asumir que en la Comunidad Valenciana hay un problema de emergencia y que deben de solucionarlo”.

Guardiola comparó la situación por la que atraviesan sus representados con la crisis de las entidades financieras. “Somos como una deuda pública que nos tienen que pagar porque es una deuda bancaria”. Siguiendo ese mismo símil reclamó un “rescate” a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

La falta de confianza de los farmacéuticos valencianos con la administración valenciana es de tal calibre que hace tiempo decidieron saltarse el Consell y negociar directamente con la ministra de Sanidad, Ana Mato. Su presión fue de tal magnitud que consiguieron una línea de pagos específica en el FLA, pero la cantidad que han percibido no ha sido suficiente para cubrir los compromisos de pago del Consell. Según Guardiola, la factura que se abonó “igual que entró en la cuenta, salió. Es tanta la deuda que no podemos continuar. No se puede seguir comprando [medicamentos] y así el desabastecimiento va a ser cada vez peor”.

Las farmacias valencianas están siguiendo de forma mayoritaria el cierre patronal. Según datos del Colegio de Farmacéuticos de Valencia el 98.5% de los establecimientos secundan la huelga. No se ha producido ningún incidente, aunque en algunos puntos de venta se han producido aglomeraciones puntuales.

ESMASACTUAL|Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *