Las nuevas tuberías permiten aumentar el caudal y mejorar el abastecimiento a los vecinos

El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía del Área de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, ha concluido las obras de renovación de la red de distribución de agua potable en la calle Pepita, en el barrio de Morvedre.

La concejala delegada del Área, Mª Àngels Ramón-Llin, ha explicado que estas obras tienen como finalidad “renovar las infraestructuras de abastecimiento de agua potable mediante la introducción de nuevas conducciones, para mantener en perfecto estado las redes de agua de la ciudad”.

Para ello, se ha instalado un nuevo tramo de canalizaciones de agua entre las calles Ruaya y Orihuela, junto a los correspondientes equipamientos de ramales y válvulas de agua.

“Esta renovación en la red de agua -explica la Concejala-, permite aumentar la capacidad de tránsito de las conducciones, lo que supone mejorar el abastecimiento de agua a los vecinos de la zona, sobre todo en cuanto a reparto de caudales y presiones”.

Las obras han tenido un plazo de ejecución aproximado de tres semanas y forman parte del “Proyecto de Renovación y Mejora de la Red de Distribución de Agua Potable y Baja Presión”, que lleva a cabo el Ayuntamiento a través del Área de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En este sentido, la concejala Ramón-Llin ha recordado que “la renovación y conservación de las redes de agua potable se lleva a cabo de forma continua en toda la ciudad, con el fin de optimizar el funcionamiento hidráulico de estas infraestructuras”.

ESMASACTUAL/Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *