Connect
To Top

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo

Por Manuel J. Ibáñez Ferriol. Director de Contenidos Informativos Grupo ONDA3.

Las perseidas, popularmente conocidas como las lágrimas de San Lorenzo, son una lluvia de meteoros, de actividad alta. Son visibles, entre los días 10 al 13 de agosto, dentro de los días en los que se celebra la festividad de san Lorenzo.

Las perseidas son también conocidas en los países de tradición católica con el nombre de lágrimas de San Lorenzo, porque el 10 de agosto es el día de este santo. En la Edad Media y el Renacimiento las perseidas tenían lugar la noche en que se le recordaba, de tal manera que se asociaron con las lágrimas que vertió San Lorenzo, al ser quemado en la hoguera.

El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las perseidas es del año 36 D.C., de los anales históricos chinos donde se cita un pico de meteoros en esas fechas. Pero no fue hasta 1835 cuando el astrónomo belga Adolphe Quetelet, muestra que se produce una lluvia de meteoros, de forma cíclica en agosto, con su radiante en Perseo.

Son meteoros de velocidad alta (59 km/s) que radian de la constelación de Perseo. Su período de actividad es largo y se extiende entre el 16 de julio y el 24 de agosto. Su máximo es entre el 11 y el 13 de agosto con Tasa Horaria Zenital(THZ) 100, lo que le convierte en la tercera mayor lluvia del año.

El cuerpo progenitor de las perseidas es el cometa 109P. Descubierto por Lewis Swifth y Horace Parnell, el 19 de julio de 1866, posee un diámetro de 26 kilómetros y su órbita alrededor del Sol tiene un período de 135 años. Su última aparición tuvo lugar en 1992, produciéndose en 1993 un pico de actividad con THZ 300. Desde entonces, la actividad ha descendido progresivamente hasta el nivel normal de la actualidad. En 2009, hubo un paso hacia una corriente de detritos de mayor densidad poblacional, por lo que la THZ fue de 173.

Un fenómeno astronómico, que no debemos perdernos, ya que es el momento de pedir deseos, que luego se cumplen.

GALERÍA DE FOTOS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Ciencia