Connect
To Top

Lasaña de rabo de toro con castañas gallegas

Como la gran mayoría de sus familiares, los frutos secos, la castaña es un alimento típicamente otoñal. Sin embargo, gracias a las distintas formas de conservación, hoy en día podemos encontrar castañas, en perfecto estado, en cualquier época del año.

INGREDIENTES:

  • 100 g Harina de Fuerza de trigo
  • 100 g Harina de Castañas de Galicia
  • 2 Huevos
  • 200 ml de nata
  • 1 cucharada de harina de castaña de Galicia
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 Kg Rabo de vacuno o toro
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 tomate natural
  • Manojo de Berzas
  • 1 puñado de Castañas de Galicia
  • 400 ml de Vino Pedro Ximenez
  • 1 vasito de coñac

PREPARACIÓN: Primero sellamos la carne para que no pierdan los jugos y apartamos. Cortamos las verduras en juliana y pochamos, cuando esté bien pochada añadimos el tomate y lo freímos. Incorporamos el rabo, el vasito de coñac, el vino Pedro Ximenez y las castañas de Galicia peladas. Cubrimos con un poco de agua y ponemos a fuego medio en la olla express unos 50 minutos. Cuando pasen los 50 minutos sacamos el rabo y parte de las berzas con cuidado (las berzas las reservaremos para incorporar como relleno de la lasaña) y pasamos por la batidora con la que conseguiremos una rica salsa. Reservamos.  En un recipiente apto para horno y previamente untado con un poco de mantequilla, vamos a ir montando la lasaña. Primero, colocamos las láminas de pasta de castaña, luego una capa de las berzas cocidas del guiso de rabo con castañas de Galicia, otra lámina de pasta de castaña de Galicia, a continuación, la carne resultante de deshuesar el rabo guisado (podemos repetir tantas capas como deseemos) y finalmente otra lámina de pasta de castaña. Añadimos la bechamel de castaña y metemos al horno para gratinar unos 5 minutos. (A gusto, si queremos le podemos añadir queso rallado encima de la bechamel antes de gratinar). En un plato llano de pizarra, añadimos un poco de salsa caliente del guiso. En el centro del plato, ponemos una ración de la lasaña. Espolvoreamos con un poquito de perejil picado.

SERVIR, acompañado de un buen vino tinto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Dolce Vita