Limpian y reparan la línea 2 del tranvía tras las caídas de peatones

La imagen que presenta el puente de la futura línea 2 del tranvía a Nazaret ha cambiado radicalmente en menos de dos semanas.
Si meses atrás, esta plataforma tranviaria se encontraba llena de maleza, con botellas, plásticos y papeles y la mayoría de las arquetas habían sido sustraídas por ladrones, ahora todo la alfombra vegetal de las vías se ha limpiado y se han repuesto todas las tapas de los registros de electricidad que faltaban.

Y es que la conselleria de Infraestructuras, inmediatamente después de conocer a través de nuestro diario digital, los dos accidentes sufridos por dos peatones -una menor y un joven que cayeron por una galería del puente que no tenía arqueta-, dio la orden a la empresa que realizó la obra para que solucionara los desperfectos.

Los vecinos de la asociación de Nazaret agradecen el mantenimiento, pero recuerdan que muchos residentes «habían llamado meses antes al 010 y enviado escritos al Consistorio advirtiendo de las deficiencias del puente y han tenido que pasar dos accidentes y salir en prensa para que se tomen medidas», explican desde la asociación que preside Ramón Arqués.

Comentan que si el puente «está en uso desde 2008, puesto que se abrió para que tuviéramos una salida alternativa a la Fórmula 1, lo normal es que se haga un mantenimiento y que se tomen medidas para que no roben el material. Además, muchos de los turistas y cruceristas que llegan a Valencia usan este puente para llegar a la Ciudad de las Artes y las Ciencias», comenta Julio Moltó, portavoz vecinal.

Aseguran que ahora «falta que repongan algunas juntas de dilatación y barandillas, porque los amigos de lo ajeno las han serrado».

Precisamente ayer, la concejala socialista Isabel Dolz lamentó ayer el abandono de esta infraestructura «porque supone un serio problema y pone en riesgo la integridad física de los ciudadanos, ya que hemos comprobado que pueden causar accidentes». De hecho, los dos accidentados de Nazaret se encuentran ahora en tratamiento y recogiendo documentación médica y de testimonios para avalar los hechos y exigir responsabilidades.

Por su parte, la concejala socialista también denunció que en la boca del metro de General Urrutia, a la altura de Arabista Ambrosio Huici, «la valla que da al túnel se puede superar fácilmente por cualquier niño». Y añadió que en la boca del metro de la calle Segorbe con Alicante, «hay un colchón, sillas y basura desde hace más de una semana». En este sentido, lamentó que Barberá «no incluyera en el recorrido de la ministra de Fomento la visita por estos accesos convertidos en vertederos».

 

VLCRADIO | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *