Listas de espera en la sanidad asturiana

El conflicto que vive la sanidad pública asturiana, que ha vivido decenas de jornadas de huelga desde el pasado mes de noviembre y que este mes se enfrenta a otros 12 días de paro, ha provocado que haya ya más de 1.350 pacientes que esperan desde hace más de seis meses una intervención quirúrgica.

El dato ha sido facilitado hoy por el Sindicato Médico Profesional de Asturias (SIMPA), que asegura que se ha producido un aumento de la lista de espera quirúrgica y de la estancia media hospitalaria, así como una reducción “notable” de las intervenciones.

Según este sindicato, en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) hay 641 pacientes en esa lista de espera, mientras que en el del Valle del Nalón hay 399 y en el Cabueñes, otros 227.

En el de Cangas del Narcea sólo hay cinco pacientes que llevan más de medio año en espera, mientras que en el Jarrio hay cinco, y en el de San Agustín 68, mientras que en el de Mieres aún no han recabado los datos.

En el HUCA, la estancia media se incrementó en octubre más de un día relación al mismo mes del pasado año, al pasar de 8,5 a 9,8 días en octubre.

Siempre según datos del SIMPA, el hospital asturiano de referencia suspendió 380 intervenciones programadas en octubre, mes en el que realizó 1.444 operaciones, 515 menos que un año antes.

En espera de una resonancia magnética había a 26 de noviembre más de 3.000 pacientes pendientes de la prueba, mientras que otros 2.732 estaban pendientes de ser citado para hacerse un TAC, pese a que, según el sindicato, se derivaron más pacientes que en otros ejercicios a centros privados.

En concreto, el SIMPA calcula que en el HUCA se han reducido en 1.100 las resonancias desde el inicio del conflicto, en cerca de 2.000 los TAC, en 400 las mamografías y en 500 las ecografías.

El hospital de Cabueñes ha pasado, según el SIMPA, de no tener a ningún paciente en lista de espera de seis meses en septiembre a tener 227 en esa situación, a la vez que se ha incrementado la estancia media de 7,3 a 8 días en octubre, mes en el que se suspendieron 62 intervenciones.

En el complejo hospitalario de Avilés también se ha incrementado de 5,7 a 6,8 días la estancia media y se ha pasado de no tener a nadie esperando más de seis meses para una intervención a tener 68 pacientes en esa lista de spera.

La estancia media en el hospital de Jarrio ha pasado de 6,08 días a 6,34 días en octubre, mes en el que se han suspendido 60 operaciones programadas y se han realizado 192 intervenciones, 42 menos que en el mismo periodo de 2011.

En el del Valle del Nalón, también ha aumentado la estancia media de 7,2 a 7,6 días y las intervenciones realizadas pasaron de las 458 efectuadas en octubre de 2011 a 458 en el mismo mes de este ejercicio.

El SIMPA asegura en un comunicado que, ante la negativa de la Consejería de Sanidad y de Servicio de Salud a facilitar los datos de lista de espera, han realizado un estudio en los hospitales del Principado que demuestra el “progresivo y creciente deterioro de los principales indicadores de calidad asistencial”.

En su opinión, el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, debería tener en cuenta estos datos y evitar que se siga deteriorando el sistema sanitario que estaba más valorado de todo el país.

“EL consejero debe rectificar urgentemente si quiere frenar el desastre y parar el conflicto que ha puesto en pie de guerra a los médicos asturianos”, señala el SIMPA que considera que el deterioro de la calidad asistencial es fruto de una “política irresponsable que ha conducido a Asturias al conflicto sanitario más grave de su historia”.

EML|Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *