Los comerciantes negocian contrarreloj el suministro eléctrico de la pista de hielo

12914428
Hasta mañana se ha fijado la asociación de comerciantes del centro un plazo razonable para cerrar el acuerdo que permita instalar por primera vez una pista de patinaje sobre hielo en la plaza del Ayuntamiento.

Dos son las prioridades que centran el trabajo contrarreloj de la entidad, el suministro eléctrico y la firma de patrocinios que financien la instalación.

La primera cuestión plantea a su vez dos alternativas, indicaron ayer fuentes conocedoras del proceso. Se trata de elegir la ampliación del transformador situado en la misma plaza o alquilar unos grupos autónomos generadores de electricidad con motores de gasóleo.

La previsión es abrir al público el 12 de diciembre, por lo que a partir de próximo lunes, en caso de no tener todo encarrilado y cerrado con las empresas, ya sería muy complicado garantizar la apertura de la pista de hielo estas navidades.

El ayuntamiento ha puesto varios requisitos para permitir la instalación y entre ellos se encuentra evitar la utilización de motores de gasóleo, lo que contribuiría a aumentar el nivel de ruido en la plaza del Ayuntamiento. Esto hace que para mantener el hielo en la pista de algo más de 670 metros cuadrados, la única opción viable a día de hoy sea la de aumentar la potencia en el transformador subterráneo ubicado junto a la fuente.

La empresa que gestiona la pista ya dio su conformidad a la ubicación y condiciones del consistorio, como mantener la centralidad del árbol navideño y la ubicación del Nacimiento en la parte próxima al edificio municipal. En apenas unos días, la plataforma y las casetas para los usuarios estarían montadas, aunque la parte complicada y pendiente de resolver sigue siendo el suministro eléctrico. En principio, se necesita una potencia de 200 kilowatios debido a que todo estará al aire libre, sin una carpa que ayudaría mejor a mantener el hielo.

Esa es otra de las condiciones impuestas por el ayuntamiento, además de que no cueste nada a las arcas públicas. Todo será financiado por la asociación de comerciantes del centro y los patrocinadores que encuentre para esta aventura, rechazada las pasadas navidades y que fue admitida por el gobierno municipal el pasado día 14.

Desde esa fecha, se puso en marcha toda la maquinaria para poder montar la pista, aunque debido a lo corto del plazo es probable que se posponga para las fiestas navideñas de 2014. El tirón de la pista atraerá más clientes al centro y la idea es que las tiendas ofrezcan descuentos de tres euros por compras realizadas en sus establecimientos. El resto del público pagará ocho euros por patinar sobre hielo en la misma plaza, un espacio que la entidad quiere abrir a otras actividades.

ESMASACTUAL/Redaccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *