Los desprendimientos del Colegio de la Seda obligan a acotar el paso a peatones

  El Colegio del Arte Mayor de la Seda vuelve a dar claras señales de su mal estado y peligro de derrumbe. De hecho, los bomberos tuvieron que actuar ayer por la tarde de urgencia en la medianera de este edificio del siglo XV tras producirse estos días desprendimientos de cascotes en la vía pública. Los bomberos acotaron con vallas parte de la calle peatonal Museo de la Seda, la zona más próxima a la medianera, para evitar que los peatones pasen por este tramo y así evitar riesgos o daños.Tal como confirmaron fuentes del cuerpo de Bomberos, «anteriormente ya se había actuado saneando la medianera, y ahora se valla la parte del edificio recayente a la calle Museo de la Seda como medida preventiva».

Desde el gremio de velluters, su presidente, Vicente Genovés, detalla que el pasado viernes cayeron a la vía pública varios cascotes, pero además, se ve que toda la parte superior de la medianera está suelta, por eso hemos puesto en aviso al Ayuntamiento y a Patrimonio».
Cabe destacar que este colectivo reivindicaba que el Consistorio se hiciera cargo de la reforma de la medianera, «puesto que pensamos que empeoró su estabilidad coincidiendo con las obras del aparcamiento de Vinatea», algo que niegan desde el Ayuntamiento.
El gremio del Colegio de la Seda apunta que se van a ver obligados a sufragar ellos mismos la obra de la fachada, «porque no podemos dejar que se caiga por completo. Con los donativos que estamos recibiendo de la tienda de recuerdos pagaremos estas obras», comenta Vicente Genovés. El arquitecto que vigila el estado de este edificio centenario, Fernando Aranda, ya ha informado a Patrimonio y al Consistorio del estado de la medianera para ver si se da el visto bueno a las obras y se concede la licencia.
La situación de degradación del edificio no sólo está afectando a la medianera, los propios velluters han detectado que han aumentado esta semana las grietas de la sala de vitrinas y de la sala de la capilla. «Al ver que se habían desprendido cascotes de la medianera, decidimos inspeccionar todo el edificio y hemos visto que los testigos que sirven para hacer un seguimiento del estado de las grietas se han roto. Son unos milímetros, pero queda claro que los problemas del edificio van a más y que es urgente que se rehabilite ya este edificio, que es el único testigo vivo de la industria sedera que llevó a Valencia al Siglo de Oro», según Genovés.
Este gremio exige que Infraestructuras desbloquee el proyecto de reforma integral del Colegio de la Seda que se lleva posponiendo desde hace años. «No estamos dispuestos a callarnos. El edificio cualquier día se viene abajo y queremos que todo el mundo sepa que estamos luchando e impulsando todo tipo de iniciativas con tal de salvar el Colegio de la Seda. No es justo que nos hayan prometido varios años incluirlo en el presupuesto y que sigamos peor que antes».
VLCRADIO | Noticias | Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *