Los especialistas alertan del aumento de trastornos alimentarios en verano

tupperware_plastic_food_container

Noticias ONDA3/Canal Salud.- Los especialistas de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Consorci Hospitalari Provincial de Castelló alertan de que en verano se elevan los casos de anorexia y bulimia entre adolescentes debido a la excesiva preocupación por el cuerpo y el inicio de dietas excesivas.

“La llegada del verano aumenta la preocupación por mostrar el cuerpo, por lo que es frecuente que el inicio de un trastorno alimentario se sitúe en esta época”, explica el psicólogo de la Unidad, Ginés Llorca, quien agrega que “el calor y las actividades veraniegas invitan a dar protagonismo al cuerpo, los adolescentes buscan ser aceptados, gustar y ser reconocidos, de forma que los que no están conformes con su cuerpo intentan acelerar la pérdida de peso y asegurarse la imagen de delgadez imperante. De esta forma, los jóvenes inician dietas innecesarias y excesivas presionados por el verano”.

Durante el comienzo del verano se ha detectado un aumento de solicitudes de intervención en la Unidad de Trastornos de la conducta alimentarios, ya que si el problema alimentario ha debutado durante el curso escolar, muchas familias lo evidencian en esta época del año o esperan a la finalización de las clases y de las obligaciones académicas para pedir ayuda profesional, momento en que el problema ya se ha convertido en trastorno.

El especialista manifiesta que se estima que entre un 2 y un 4 por ciento de jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y 18 años presenta el riesgo de padecer algún tipo de trastorno de la conducta alimentario. “Suelen ser jóvenes que se enfrentan a crecer, madurar y asumir una autonomía e identidad que las defina. La pubertad es una época en la que la identidad social cobra una relevancia fundamental y en la que la imagen que los jóvenes tienen de ellos es clave, ese deseo de ser aceptados por los demás se convierte en una condena cuando se centra única y exclusivamente en la imagen física y donde el objetivo prioritario es la extrema delgadez.

A pesar de que hay casos de trastornos alimentarios en el inicio de la infancia, la edad predominante de aparición corresponde a la adolescencia, periodo de grandes cambios corporales, de desarrollo físico y cognitivo y donde se comienza a consolidar una identidad.

En la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria, que desde enero de 2012 hasta la actualidad ha atendido unos 400 nuevos casos, se realizan intervenciones psicológicas centradas en la persona afectada a modo de consultas individuales ambulatorias o en terapias psicológicas de grupo. Se da mucha importancia al ambiente en el que se desarrolla incorporando a la familia en terapias familiares y terapias de grupo multifamiliares.

La mayoría de las pacientes que ingresan en el Hospital de día del Provincial son chicas de entre 13 y 21 años con problemas de baja autoestima y que han iniciado dietas innecesarias. Aunque gran parte de la intervención está centralizada en recuperar una nutrición adecuada y un peso adecuado, lo más importante es llegar a ayudarles en el conflicto que subyace tras el problema alimentario. La anorexia nerviosa no sólo consiste en dejar de comer por miedo a engordar, sino que también supone no gustarse a uno mismo y no aceptarse.

Por ello, el abordaje de los trastornos alimentarios se realiza desde una perspectiva integral por parte de un equipo multidisciplinar intentando implicar a la familia, al ambiente educativo y social del paciente, y el tratamiento psicológico es el eje vertebrador de la intervención junto con la educación nutricional y el seguimiento psiquiátrico.

Así, el apoyo psicológico es fundamental, pues se les enseña a mejorar su autoestima, a manejar sus ideas sobrevaloradas sobre la imagen corporal y a reconocer la distorsión de su imagen corporal y otros problemas adheridos a la adolescencia.

Datos Anorexia y bulimia en Atención Primaria en la Comunitat

En diciembre de 2015 el número de pacientes de más de 7 años con diagnóstico de anorexia activo en el sistema de información de Atención Primaria de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública era de 56.246 (34.215 mujeres y 22.031 hombres). El número de pacientes nuevos diagnosticados fue de 9.811 (6.047 mujeres y 3.764 varones).

El número de pacientes con diagnóstico activo de bulimia a final de año era de 4.387 (3.963 mujeres y 424 hombres). El número de pacientes nuevos diagnosticados fue de 439 (392 mujeres y 47 hombres).

Un total de 117 pacientes de más de 7 años han tenido un episodio de hospitalización con diagnóstico principal de anorexia en 2015. En el caso de la bulimia, el número de pacientes que precisaron hospitalización fue de 5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *