Los jóvenes sí que valen

Por AMALIA WOLLSTEIN. Concejal del Ayuntamiento de Manises

 

Estamos acostumbrados y, es muy triste…., a que todas las noticias que nos llegan de la juventud sean negativas, botellón, drogas, peleas, agresividad con toda la familia y el entorno. Eso es lo que llega a través de los canales habituales de televisión, prensa e incluso los corrillos de la calle. ¡Qué mal está la juventud….!

Y de tanto escucharlo pues ya no hemos habituado a verlo como lo normal. Pero  no amigos… Aunque lo que os voy a contar no sea gran titular en prensa o en telediarios de las televisiones, quiero relatar un acto que pasó ayer en Manises, mi ciudad, y en el que se nos demuestra que los jóvenes SÍ QUE VALEN.

En éstos días, se celebró en Manises el festival benéfico “Tú sí que vales” a favor de AFADIMA, Asociación de familiares y discapacitados de Manises. Dicho festival lo organizaron componentes de las diferentes Fallas de Manises. El resultado fue que durante casi tres horas, los niños y jóvenes de las Fallas llenaron el escenario del Auditorio Germanías con sus actuaciones, magistrales por cierto, con el fin de recaudar fondos, de ayudar.

Junto con los jóvenes de AFADIMA que también actuaron, nos demostraron cómo son capaces de ensayar, de gastar su tiempo en algo que da buenos frutos. La Germanor Fallera hizo que los jóvenes, porque aunque había diversidad de edades lo que más primaba eran adolescentes, de todas las fallas unieran sus esfuerzos, sus ganas de apoyar a las buenas causas.

Podemos pensar que esto es un hecho aislado pero no, la semana pasada fueron los chavales de  Drao, grupo de teatro que nació en el Instituto Rodrigo Botet, los que por la misma causa representaron la obra “Hoy no me puedo levantar”. En el escenario nos dieron una lección de su buen hacer. Adolescentes  que nos demostraron su valía cantando, bailando y actuando, también para el beneficio de AFADIMA.

No quiero dejarme a los jóvenes que,  involucrados en algún partido político trabajan en sus campañas sin insultar a nadie, y los miles de jóvenes  voluntarios que están en diferentes asociaciones como Cáritas, Cruz Roja, Casa de la Caridad, o a los que están en Juniors y que siempre están dispuestos a ayudar en cualquier caso donde sean necesarios, o bien recogiendo alimentos para los más desfavorecidos o bien acompañando a quien lo necesite.

¿Sabéis lo que me parece triste? Que estos hechos los veamos como casos aislados porque desgraciadamente esto es menos noticia que si dos jóvenes se dan de puñetazos o de navajazos, si son consumidores de lo que no deben o si no quieren ni trabajar ni estudiar.

Pero yo estoy segura que como estos jóvenes que he nombrado hay muchos que están dispuestos a trabajar aunque actualmente lo tengan muy difícil, a estudiar, que saben divertirse sin hacer ni hacerse daño  y sobre todo que son solidarios y que cuando se les necesita ahí están.

Os animo a que demos publicidad a estos actos, que demostremos que ¡LOS JÓVENES SÍ QUE VALEN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *